Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

EEUU y Yemen lanzan una operación “sin precedentes” contra Al Qaeda

EL PAÍS EL PAÍS 21/04/2014 Ángeles Espinosa

Varias decenas de personas han muerto en el sur de Yemen durante una operación “sin precedentes” contra el bastión Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA) que se inició el pasado sábado y que aún sigue abierta. El Ministerio del Interior yemení ha informado hoy de la muerte de 55 miembros de ese grupo sólo en los bombardeos de ayer contra uno de sus campos de entrenamiento. El comunicado asegura que entre ellos hay tres destacados dirigentes terroristas, pero no especifica sus nombres, ni menciona víctimas civiles. Tampoco informa de los muertos en otros ataques en los que se sospecha que han participado aviones no tripulados (drones) de Estados Unidos.

Un misil disparado desde uno de esos aparatos destruyó esta mañana temprano un coche en el que viajaban tres supuestos militantes de Al Qaeda, en la provincia de Shabwa, según testigos citados por las agencias de noticias. La inmediata llegada de un helicóptero para recoger los cadáveres calcinados hizo que en las redes sociales se especulara con que entre ellos se encontraba Munaser al Anburi, un jefe local de AQPA, pero no ha habido confirmación oficial al respecto. El ataque era el tercero en otros tantos días consecutivos.

Varios yemeníes observan la camioneta supuestamente alcanzada por un 'drone' estadounidense el pasado sábado. Varios yemeníes observan la camioneta supuestamente alcanzada por un 'drone' estadounidense el pasado sábado.

El sábado, diez presuntos terroristas murieron al ser alcanzados por otro misil cuando viajaban en una furgoneta en la vecina Bayda. El proyectil también mató a tres civiles cuyo coche pasaba en ese momento por allí, según la agencia estatal Saba.

Pero, el eje de la ofensiva fueron los bombardeos de ayer a un campo de entrenamiento de Al Qaeda en la región montañosa de Wadi Ghadina, en la provincia de Abyan, en los que además de drones estadounidenses participó la aviación yemení. Según la web del Ministerio de Defensa, varios de los 55 muertos allí eran extranjeros. AQPA, que agrupa desde 2009 a las ramas locales de Al Qaeda en Yemen y Arabia Saudí, cuenta con numerosos ciudadanos de este último país. Washington considera a esa franquicia la más activa del grupo en el mundo.

“Esta operación sin precedentes se ha llevado a cabo tras [recibir] informaciones según las cuales Al Qaeda preparaba atentados contra instalaciones vitales, militares y de seguridad, y contra intereses extranjeros en Yemen”, ha declarado un alto responsable yemení sin identificar citado por Saba.

Las fuentes yemeníes se centran en la intervención de sus tropas. Según el mencionado responsable, cazas MiG-29 del Ejército yemení participaron en el bombardeo de Wadi Ghadina que se prolongó durante tres horas. Además, comandos de las fuerzas especiales se desplegaron en los alrededores para perseguir a los militantes que intentaban escapar de los ataques, de acuerdo con un funcionario que habló con la cadena de televisión CNN.

El presidente yemení, Abed Rabbo Mansur Hadi, ha anunciado la concesión de la medalla al valor a la unidad antiterrorista, tras agradecer y elogiar su trabajo durante la ofensiva. Para Hadi, que hace dos años asumió la presidencia tras la revuelta popular que forzó el cese de Ali Abdalá Saleh, es importante que la lucha contra Al Qaeda se sienta como un empeño yemení. Ese grupo terrorista aprovechó la debilidad del Gobierno central para establecerse en la región montañosa de Al Kur, donde confluyen las citadas provincias de Shabwa, Abyan y Bayda.

Como es habitual en estos casos, ni Yemen ni EE. UU. han confirmado el controvertido uso de drones, que las organizaciones internacionales de derechos humanos equiparan a ejecuciones extrajudiciales. Los analistas también cuestionan su eficacia. Pero desde 2009, tal ha sido una práctica recurrente de la CIA, que empleó su primer drone armado en Yemen para matar a un miembro de Al Qaeda en 2002. En los últimos cinco años, el centro de estudios norteamericano New America Foundation ha documentado su uso en 107 ocasiones, en las que ha causado entre 753 y 965 muertos, incluidos al menos 81 civiles.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon