Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El éxodo inmobiliario de la familia real saudí en España

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 26/09/2017 Ana Sánchez Juárez

Es un secreto a voces que la familia real saudí ya no llega oficialmente cada verano a Marbella, porque prefiere Tánger y su playa privada. Lo cierto es que, según ha podido contrastar este medio gracias al Registro de la Propiedad, la familia real saudí ha sacado de su nómina las más de 20 propiedades que había dentro de la sociedad Casa Al Riyadh Sl, que es la entidad que gestiona el palacio de 'Las mil y una noches' construido por el desaparecido Rey Fahd de Arabia Saudí en la Costa del Sol.

Vista aérea del palacio Mar-Mar de la familia real saudí. © Proporcionado por El Confidencial Vista aérea del palacio Mar-Mar de la familia real saudí.

El palacio Mar-Mar es una réplica de la Casa Blanca estadounidense. Ya no se abre con boato cada verano y no vienen detrás las 2.000 personas de séquito que acompañan al rey Salman y sus hijos, quien por cierto ordenó este pasado junio la destitución de su primer heredero al trono, su sobrino Mohamed bin Nayef, y el nombramiento, en su lugar, del hasta la fecha segundo, Mohamed Ibn Salman, hijo del monarca.

Mohamed Ibn Salman, heredero del trono saudita. (Reuters) © Proporcionado por El Confidencial Mohamed Ibn Salman, heredero del trono saudita. (Reuters)

Pero, sí, la prolífica descendencia de los royals saudíes (solo el rey tuvo 33 hijos) siguen visitando regularmente la Costa del Sol y Baleares, pero a bordo de sus yates. Lady Hayat, el Mia Rama, el Solandge, este último alquilado por la Casa Real saudí por 6.000.000 euros a la semana, o el impresionante yate Prince Abdul Aziz, del príncipe Abdul Aziz bin Fahd Al Saud, último hijo del fallecido Rey Fahd y conocido por su alto nivel de vida y excentricidades.

66 millones en activos

Interior del palacio de la familia real saudí en Marbella. © Proporcionado por El Confidencial Interior del palacio de la familia real saudí en Marbella.

En los diez últimos años la finca ha sufrido un lavado completo de cara. Además del palacio, la parcela real, situada en plena Milla de Oro, alberga un completo hospital con quirófano, un centro de comunicaciones con los últimos avances tecnológicos, chalets de lujo en los que se alojará una buena parte de los familiares y el séquito del monarca y pabellones para el servicio.

Los números de esta sociedad son muy abultados. Tanto su activo, 66.291.837,00 millones de euros, como su balance de ventas en 2016: -2.734.235,00 €. Desde 1996 la familia real saudí se está deshaciendo de parte del patrimonio alojado en esta sociedad, que ya solo alberga el palacio. Han tenido dos grandes momentos de venta en 1996 y en 2014 cuando definitivamente se decantaron por las arenas alauitas de Jbila, la playa tangerina. Dejaron atrás casas en Nueva Andalucía y trasteros y garajes cercanos a Puerto Banús.

Kayali, el amigo del rey Juan Carlos

El administrador único y presidente de la sociedad Casa Al Riyadh SL es un viejo conocido de la prensa española, Mohamed Eyad Kayali, de 81 años. Este hombre con DNI español y de origen sirio es la persona de confianza de la familiar real saudí en España, el que hace sus inversiones. A través de esta empresa y de Euromykasa, que tiene un fuerte patrimonio de más de 150 inmuebles concentrados entre Marbella, La Moraleja y en la toledana Navahermosa, donde Kayali administra distintas fincas. Allí, en Cantos Blancos caza el Rey emérito y es donde tiene su negocio de aceite este misterioso personaje, muy querido por los vecinos de esta localidad situada muy cerca del Parque Nacional de Cabañeros, en los Montes de Toledo, esa codiciada milla de oro de la caza española.

Impresionante complejo de la toledana finca Cantos Blancos de los sauditas, donde caza el Rey emérito. © Proporcionado por El Confidencial Impresionante complejo de la toledana finca Cantos Blancos de los sauditas, donde caza el Rey emérito.

Este medio ha podido comprobar cómo en el pueblo todos se rifan trabajar con este empresario, por el buen pago y por su trato que excede la relación comercial. Una persona que trabaja cada temporada para Kayali a asegurado a 'Vanitatis' que es un "jefe detallista y excepcional. Hay que aprender mucho de la hospitalidad de los árabes y dejar de criticarlos", sentencia.

Kayali fue la persona que pagó la expedición para matar elefantes de Juan Carlos I. Sí, la de Botsuana que marcó el declive social del monarca. El Confidencial recuperó su nombre por su relación con 15 empresas offshore en los papeles de Panamá. Y es que desde hace medio siglo, Kayali es el hombre para todo de Salman bin Abdulaziz al Saud, actual rey de Arabia Saudí. Y no pesan sus 81 años. Kayali conoció a Salman cuando empezó a trabajar como traductor en la embajada de Arabia Saudí en Madrid. Pronto se convirtió en su mano derecha para tratar con nuestro país. Kayali, casado con una española y padre de seis hijos que figuran en el accionariado de sus empresas, es imprescindible para los sauditas.

Por eso no es causualidad que la empresa que gestiona el palacio saudita en Marbella tenga su sede en el Minipark de La Moraleja, ya que en este lugar tiene su sede social y física Euromykasa SL, la otra empresa de Kayali. Euromykasa es dueña de bastantes locales en este polígono VIP. Y por supuesto, y como no podría ser de otra manera, Kayali tiene su casa familiar en esta privilegiada urbanización de Alcobendas, una mansión que supera los 600 metros cuadrados en la calle Camino Alto, no muy lejos de la de Tita Thyssen.

Fotomontaje realizado por Vanitatis. © Externa Fotomontaje realizado por Vanitatis.
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon