Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El ‘bacalao’ está de luto

EL PAÍS EL PAÍS 30/05/2014 Álvaro Suso

No fue el creador del bacalao como denominación de los goles del Athletic, pero sí quien lo dotó de una personalidad única. José Iragorri (Etxebarri, 1959) contaba con ese don que poseen algunos elegidos para convertir en especial cosas que hace mucha gente. Cada domingo, muchos periodistas cantan los goles de los leones, pero él creo un sello diferenciado, un grito de pasión que le sirvió para ser una parte más de la familia del Athletic.

Cuando me tocó ser su becario, estar junto a Iragorri servía para ver en primera persona la admiración que levantaba entre los aficionados. Fotos, saludos, consejos… él siempre escuchaba a los aficionados, que confiaban plenamente en aquella voz que les contaba cada partido de los leones cuando la televisión todavía no ofrecía todos los encuentros.

En aquella redacción de Radio Popular se llevaba con orgullo el hecho de cantar un bacalao. Primero fue Fede Merino, hace ahora 30 años, y después José Iragorri; existía como una lista de honor para quienes habían lanzado ese grito en el 900 de la Onda Media. Por eso, había un misterio detrás de cada retransmisión y un sentido del deber de informar a la afición de lo que hacía el Athletic. Jos, como era apodado cariñosamente por todos, no escatimaba un esfuerzo por abandonar sus vacaciones para cumplir con el deber de radiar un bolo de pretemporada, como aquel mes de julio de 1997, que se presentó desde La Rioja en el viejo Gobela para retransmitir el debut de Luis Fernández.

Constante en el trabajo, puntilloso en los términos, minucioso en las palabras, desde su pasión por la estadística que ha servido a un buen número de periodistas vizcaínos hasta su cuidado tratamiento al remo. Pero sobre todo, identificado en pleno con el Athletic y con su filosofía, Iragorri acompañó a varias generaciones en “el único deporte compatible con la hora de comer”, como reza el eslogan del Oye como va que dirigió en Radio Popular a las 13.30 horas. Sin duda, un informativo inexcusable para un buen aficionado rojiblanco.

Después, llegaron sus tertulias televisivas en la desaparecida Canal Bizkaia y las noches radiofónicas, pero para los profesionales que tuvimos la suerte de trabajar a su lado siempre quedarán consejos tan atinados que son imposibles de olvidar, y eso sí que es un virtud irrevocable. Hace unos meses, ya enfermo, visitó el nuevo San Mamés en silencio, un día sin partido, no quería perderse la nueva casa del Athletic. Los que estuvieron con él cuentan que fue muy especial. El nuevo campo vivirá muchas tardes de gloria y muchos partidos para la historia, pero San Mamés Barria nunca tendrá la posibilidad de escuchar los genuinos bacalaos del Athletic, los bacalaos de Jose Iragorri.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon