Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El ‘fantasma’ de Pablo Picasso

EL PAÍS EL PAÍS 17/06/2014 El País

El cuadro La habitación azul de Pablo Picasso del periodo 1901-1904 no era tan azul como parecía. La tela, propiedad de la Colección Phillips, al ser sometida a rayos infrarrojos ha mostrado bajo la pintura conocida otra muy diferente. Los científicos y expertos en arte han descubierto un cuadro oculto debajo de la pintura. Los avances en las imágenes infrarrojas revelan a un hombre con corbata con la cara apoyada en la mano, con tres anillos en sus dedos. Ahora la pregunta que los conservadores de The Phillips Collection de Washington esperan responder es: ¿Quién es él? Se ha abierto un misterio que los investigadores están dispuestos a dar respuesta. Descubrir al 'fantasma' de la pintura.

Imágenes en las que se ve 'La habitación azul' pintura de Pablo Picasso y el misterio hombre descubierto bajo la pintura. © Proporcionado por El Pais Imágenes en las que se ve 'La habitación azul' pintura de Pablo Picasso y el misterio hombre descubierto bajo la pintura.

Esta obra fue realizada por el pintor malagueño sobre 1901, en los inicios de su carrera pictórica. En ese tiempo en el que el artista trabajaba en París realizó una serie de pinturas en las que predominaba el color azul y en ellas el artista muestra la desesperación, la soledad y la tragedia. Es un periodo de la vida de Picasso en el que su estado anímico estaba invadido por la tristeza y la melancolía. El pesimismo que rodeaba su vida se traslada a sus pinturas.

La aplicación de rayos infrarrojos en obras de arte han permitido descubrir pinturas ocultas bajo las telas realizadas por los mismos autores y otras de mejor calidad que las que se conocían. En 2011, El Rijksmuseum de Ámsterdam descubrió una obra oculta de Goya, pintada por él mismo, bajo el Retrato de Ramón Satué (1823). La figura encontrada fue pintada entre 1809 y 1813. El hallazgo fue posible por la aplicación de una nueva técnica que combina rayos X y fluorescencia, desarrollada conjuntamente por las universidades de Ámberes (Bélgica) y la Universidad Técnica de Delft, en Holanda.

Los descubrimientos de palimpsestos bajo los óleos están siendo una constante durante los últimos años. Otro incontestable de la pintura, el holandés Rembrandt, escondía un retrato bajo una de sus obras maestras, Old Man in Military Costume (1630-1631) expuesto en el J. Paul Getty Museum de Los Ángeles, fue hallado a finales de enero de 2013. En el forro del cuadro Branch Hill Pond: Hampstead (1828) de John Constable, los expertos del Victoria & Albert Museum  descubrieron en noviembre del año pasado otra estampa, la de un cielo nublado sobre un bosque. Y uno de los últimos descubrimientos ha sido el retrato de una joven y bella mujer bajo The Last of Old Westminster (1862) de James McNeill Whistler, la sirvienta y modelo del autor Jo Hiffernan.

Probablemente Vang Gogh fue uno de los pintores que más reutilizó sus telas. Los expertos calculan que al menos un tercio de sus pinturas esconden otras detrás. En 2008, un equipo de científicos belgas y holandeses descubrieron una pintura del maestro holandés Vincent van Gogh (1853-1890) oculta bajo otro cuadro durante 121 años. Mediante un haz de rayos X generado por un acelerador de partículas, los investigadores reconstruyeron el retrato de una campesina, pintado hacia 1885 por el autor de Los girasoles y tapado bajo la pintura Parche de hierba. La imagen muestra un sorprendente parecido con una serie de sombríos retratos que realizó el artista en la ciudad holandesa de Nuenen, donde compuso Los comedores de patatas, terminada en 1885 y considerada como su primera gran obra.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon