Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El ‘milagro’ de Ibaka acaba con San Antonio y aprieta la eliminatoria

EL PAÍS EL PAÍS 26/05/2014 Robert Álvarez
El ‘milagro’ de Ibaka acaba con San Antonio y aprieta la eliminatoria © Gonzalo Arroyo Moreno El ‘milagro’ de Ibaka acaba con San Antonio y aprieta la eliminatoria

Volvió Ibaka contraviniendo todos los pronósticos médicos y Oklahoma se anotó su primer triunfo en la final de la Conferencia Oeste ante San Antonio (106-97). Los Thunder volvieron a hacer daño en el interior de la zona, Parker estuvo muy por debajo de su nivel habitual y el partido quedó visto para sentencia en el inicio del último cuarto.

Ganaron los Thunder y evitaron el match-ball en contra, aunque los Spurs siguen dominando la serie por 2-1. Oklahoma vuelve a soñar en repetir la proeza de hace dos temporadas, cuando remontó un 0-2 ante los Spurs, también en la final de la Conferencia.

Serge Ibaka se lesionó durante el sexto partido que disputaron los Thunder contra los Clippers. Fue el pasado 15 de mayo y, según el parte médico oficial facilitado por su equipo, el pívot hispano-congoleño sufría un desgarro en el gemelo de la pierna izquierda, de grado dos, que le iba a apartar de las canchas durante lo que queda de temporada. Sin embargo, apenas dos semanas después, Ibaka regresó a la cancha. Y lo hizo como un ciclón.

Su primera parte fue impecable: 10 puntos, con cinco canastas en sus cinco intentos, además de 6 rebotes y 2 tapones. Durante algunos momentos dio la sensación de que iba a recaer y en el tercer cuarto tuvo que irse al vestuario. Pero regresó a la cancha y Scott Brooks, su entrenador, volvió a darle minutos de juego en el último cuarto, incluso cuando la brecha era de 20 puntos y el partido estaba visto para sentencia. Al final, Ibaka se retiró con 15 puntos, 7 rebotes y 4 tapones. Fue el héroe del partido.

La reaparición de Ibaka supuso el mejor reconstituyente para su equipo. Contagió su fe y su entusiasmo a sus compañeros, que lo habían echado de menos en los dos primeros partidos ante los Spurs. El equipo de Gregg Popovich había explotado a conciencia la ausencia de Ibaka y la debilidad de los Thunder en el interior de la pintura. Ganaron aquellos dos primeros encuentros por una diferencia global de 52 puntos y se adelantaron en la serie por 2-0. Con Ibaka todo fue radicalmente diferente en el tercer partido.

Scott Brooks también efectuó un cambio importante en su quinteto titular. Además de la reaparición de Ibaka, dio entrada a Reggie Jackson en la posición de escolta que acostumbra a ocupar Sefolosha. De esa forma, apuntaló las posibilidades ofensivas de su equipo.

Los Spurs acusaron el mal partido de Parker. Ni siquiera la excepcional actuación de Ginóbili, con seis triples y 23 puntos, pudo compensar el flojo partido de su compañero. Duncan, con Ibaka enfrente, no pudo dominar como en los dos primeros partidos y concluyó con 16 puntos pero una mala serie en el tiro, 7 de 17, al igual que Green, con 3 de 12, y que Leonard, con 4 de 11.

Los Thunder además forzaron muchos tiros libres y Durant y Westbrook anotaron ocho cada uno. Westbrook, que empezó mal, con un 0 de 3 en el tiro, concluyó con 26 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias, mientras que Durant obtuvo 25 puntos y 10 rebotes. La cancha de los Thunder fue una fiesta y sus aficionados recobraron la esperanza de eliminar a los Spurs.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon