Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El 1-O en versión infantil

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 05/10/2017 Elena G. Sevillano
Captura del informativo del 2 de octubre del InfoK en su web. © Proporcionado por ElPais Captura del informativo del 2 de octubre del InfoK en su web.

El InfoK, el informativo del canal infantil de la televisión pública catalana, emitió el lunes pasado un especial de 20 minutos sobre lo sucedido el día anterior con el referéndum del 1-O. El programa, pensado para niños de 8 a 12 años, relata la organización clandestina para esconder las urnas y burlar a la policía, subraya la diferente actuación de la policía autonómica y la española, y explica a los niños los orígenes del conflicto, que sitúa en la decisión del Tribunal Constitucional sobre el Estatut de Catalunya.

MÁS INFORMACIÓN

  • Referéndum de independencia en Cataluña, últimas noticias en directo
  • Puigdemont pide mediación sin ceder en sus planes

El informativo, que se emite de lunes a jueves en el canal infantil, el Super3, a las 19.30 horas, ha sentado mal a algunos padres, que lo consideran "adoctrinamiento puro y duro". Así lo define la madre de un niño de un colegio concertado de Barcelona. Su hijo, de 7 años, llegó el lunes a casa agitado preguntando por qué sus padres no le habían contado nada. "La policía ha pegado a mucha gente y yo no lo sabía", cuenta su madre que dijo, y pidió ver el InfoK, como le habían dicho en el colegio.

El InfoK lleva en antena desde 2001 y ha recibido multitud de premios por tratar cuestiones muy complejas de forma que puedan ser comprensibles para niños de entre 8 y 12 años, la audiencia a la que se dirige. Es habitual que se use en los colegios como punto de partida para después comentar temas tan espinosos como los abusos sexuales o el bullying.

Así se explicó lo sucedido el domingo

“Tanto la policía catalana como la española tenían la orden del gobierno español de entrar en los centros, coger el material y quedárselo. Pero la orden la siguieron de maneras muy diferentes. Los mossos fueron a algunos sitios pero no se enfrentaron con la gente. Algunos dicen que no lo hicieron del todo bien su trabajo, pero muchos les están muy agradecidos”.

“Las personas que creen que hay que pedir la opinión de la gente sobre este tema, o sea, las que defienden el referéndum, lo han estado preparando todo como en cualquier v otacion. Pero lo han hecho a escondidas porque el Gobierno español cree que el referéndum es ilegal [...]. Por eso habéis visto todos estos días cómo la policía perseguía a los colgaban carteles que hablaban de la votación. O habéis oído que buscaban por todas partes las urnas y las papeletas. Incluso han prohibido anuncios de tele, revistas y webs”.

“En muchos sitios la policía española agredió a las personas que intentaban impedir que entrasen”.

Anna Tarragó, profesora de Comunicación de la Universidad de Barcelona, prefiere no entrar en el contenido del programa emitido el 2 de octubre. Sí se pronuncia sobre el informativo en general, al que califica de "innovador y muy didáctico" y muy adecuado para niños de esa franja de edad. "Creo que es indispensable no limitar la información a una franja de edad adulta", apunta.

El InfoK no rehúye temas duros o controvertidos, como el terrorismo. De hecho, el informativo emitió el pasado 27 de agosto un especial dedicado a los atentados de Barcelona y Cambrils, ocurridos muy pocos días antes. Para Tarragó, ese programa fue "absolutamente impecable a nivel de estructura y contenidos". El mayor de los mossos, Josep Lluís Trapero, que no había concedido ninguna entrevista, sí aceptó participar en ese programa. Se sentó con varios niños y respondió sus preguntas.

Falta de pluralismo

"El informativo me ha gustado, creo que está bien hecho, tiene un formato atractivo, y me parece muy bien que aborde temas serios, especialmente como servicio público", dice por su parte Juan Martínez Otero, jurista especializado en derecho de la comunicación y asesor del consejo de la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de los Medios (Icmedia). Sin embargo, considera que "tiene una falta de pluralismo muy clara".

"Como regla general, especialmente en los medios públicos, la composición de los consejos es plural y las líneas editoriales tienden a ser plurales. Es verdad que solo hay que ver cualquier informativo de TVE para ver que le dedican más tiempo al PP, pero siempre se presentan todas las voces. Aquí, aunque haya una línea editorial clara, pro referéndum, la cortesía o incluso el derecho exige que un informativo exprese eso", argumenta Martínez Otero.

Además de la falta de pluralidad, este jurista ve un problema de falta de rigor. "Dice que el Gobierno ha declarado ilegal el referéndum, cuando han sido los jueces. Hay una falta de veracidad que es poco profesional. Parece que el único culpable de todo es el Gobierno de España", añade. Además de que no se presenta la otra visión, que sería la de la otra mitad del Parlamento catalán, cree que la simplificación no obedece únicamente al público, niños de entre 8 y 12 años. "No creo que sea inocente", señala.

Coincide con él Mariano Fernández Enguita, catedrático de Sociología de la Universidad Complutense y coordinador del Doctorado en Educación: "El relato es cursi y maniqueo: la dulce Cataluña maltratada por las oscuras fuerzas españolas". A lo largo del programa, de casi 20 minutos, se da una visión heroica de quienes apoyan el referéndum --"la apología en estilo cómico de quienes escondieron urnas y papeletas", destaca este experto-- y de violencia del Gobierno que trata de impedirla.

A Fernández Enguita le parece también que el relato de Puigdemont "despistando a los malos que lo persiguen" o el "aplauso a la connivencia de los mossos" entra dentro de una "apología general del incumplimiento de la ley" y que no es algo a lo que debieran dedicarse los fondos públicos.

El director de informativos de TV3, el periodista David Bassa, no entiende la polémica. "Es uno de los programas de los que estoy más orgulloso", asegura, y recuerda que, junto con Newsround, de la BBC, y Jeugdjournaal, de la televisión pública holandesa, es uno de los tres referentes europeos en informativos infantiles. "Ayuda a que los niños entiendan conceptos difíciles de explicar. Los periodistas hacen un magnífico trabajo al encontrar la manera de hacer fácil lo difícil, con un lenguaje sencillo y pensado", añade.

Bassa insiste en que el tema del referéndum no solo no podía obviarse, sino que "era muy necesario y oportuno": "Muchos niños llegaron al colegio y se encontraron armarios, puertas, juguetes rotos. Los profesores tuvieron problemas para explicarlo. No lo habían roto los ladrones sino policías". El responsable de los informativos insiste además en que el contenido es "blanco" y sin carga política. "Los niños no opinan sobre si sí o no al referéndum; solo sobre sus sensaciones. Hay muy pocas imágenes de policías y en las que hay, no salen cargas. No buscamos impactar, sino divulgar y explicar. Se ve lo que vieron los niños y se explica lo que pasó".

El Consell de l'Audiovisual de Catalunya (CAC) aseguró, a preguntas de EL PAÍS, que no ha recibido ninguna queja por este informativo y rehusó comentar el contenido del programa alegando que el CAC solo se pronuncia a través de acuerdos del pleno y que, en este momento, no hay ninguno sobre esta cuestión. Desde el otro consejo audiovisual que hay en España, el andaluz, también rechazaron hacer comentarios por estar restringido su ámbito de actuación a Andalucía.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon