Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El actor Fernando Esteso, de 'binguero' a 'revientaplenos'

El Mundo El Mundo 31/05/2014 R.N.G.

El Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Torrevieja abrió ayer un cortafuegos para impedir que la protesta de los representantes de la Policía Local volviese a propagarse en el salón de plenos por quinto mes. Ayer no hubo orden de identificar a los agentes movilizados, como sí ocurrió en abril, cuando una veintena de policías desnudaron sus torsos para mostrar consignas reivindicativas («No más caos», «Dignidad policial», etc.).

Sencillamente, el alcalde, Eduardo Dolón, decidió levantar la sesión sin dar oportunidad (o, mejor dicho, tiempo) a que nadie pudiese intervenir durante el habitual turno de ruegos y preguntas. En rigor, el turno sí quedó formalmente abierto, pero se cerró en medio minuto:el lapso que transcurrió entre las dudas del actor Fernando Esteso -invitado de excepción- para tomar la palabra como estandarte de la protesta y el desplazamiento del portavoz de los policías hasta el micrófono para comenzar a intervenir.

Para entonces, el primer edil ya se había levantado de su escaño y el portavoz del PP, Joaquín Albadalejo, estaba saliendo por la puerta. Dolón, ya de pie, sólo se entretuvo cinco segundos más para ordenar el desalojo del representante sindical tras su queja por no haber podido plantear sus reivindicaciones (la apertura de un proceso de diálogo para lograr una mejor organización, la elaboración de una ordenanza de Policía o la aplicación de la segunda actividad para agentes enfermos o de más edad).

Portavoces de los manifestantes indicaron que ya preveían ese resultado a la vista de las medidas que se aplicaron para el desarrollo de la sesión, con al menos cuatro agentes (al parecer, oficiales) organizando la disposición en el salón de plenos (todos sentados) después de haber cacheado a los agentes para permitir su acceso.

La edil de Seguridad, Agustina Esteve, sí había respondido a preguntas de Los Verdes varias cuestiones relacionadas con el conflicto de la Policía sin entrar en concreciones. Pero Albadalejo dejó claro tras el pleno que «no va a existir ninguna negociación con un grupo de gente que no representa a la Policía de Torrevieja». «Lo de hoy [por ayer] ha sido decrépito; han utilizado a una persona que no está en su mejor momento para generar ruido», dijo. Y apostilló que «quien no se sienta orgulloso de pertenecer a este cuerpo que lo deje». La Jefatura del cuerpo ya ha tramitado dos expedientes contra dos líderes de la protesta: el primero prevé una sanción de 301 euros; el segundo propone otra de entre 301 y 6.000.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon