Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El actor que ha encendido la chispa

El Correo El Correo 22/05/2014 Bego Manzano
Fotograma del anuncio retirado en el que participaba Sánchez. © El Correo Fotograma del anuncio retirado en el que participaba Sánchez.

Sentados en un banco, observan cómo unos niños juegan al fútbol en un parque. "Papá, ¿podemos tener una charla de hijo a padre?", pregunta el pequeño a su progenitor. "Sí, claro", le responde este. Acto seguido aparecen los dos dialogando tranquilamente mientras dan un paseo, con un refresco en la mano. El niño, que ya ha cumplido 12 años, se hace la cama y elige la ropa que se pone -subraya en su pretensión de aparecer como un mayor- quiere hacer una dramática confesión. Una de esas que pueden remover los cimientos de una familia. Sobre todo si es una familia que de generación a generación ha transmitido unos valores idénticos, una fe compartida, un amor profesado con mucho más orgullo que el apellido común o la sangre de la misma sangre: la pasión por unos colores. "Lo que quería decirte es que me he hecho del Atleti", escupe por fin. "Mi corazón es atlético". Del Atlético de Madrid, se entiende.

De repente le reclama una joven sonriente y que lleva una elástica de los 'colchoneros'. Ajá. C'est l'amour. "Veo que va en serio. Supongo que no puedo hacer nada", admite el padre entre sonriente, comprensivo y resignado, mientras su hijo se pregunta qué va a ocurrir cuando se entere el abuelo, qué va a hacer con el carné del otro equipo (¿el Madrid?) del que es socio desde que nació, cómo afrontará el terremoto que prevé en su propia casa... "Tranquilo, ya se nos ocurrirá algo", recibe por toda sentencia.Coca-Cola ha elegido ese pequeño drama intergeneracional, ese inventado conflicto familiar y deportivo, en una campaña publicitaria previa a la final de la Champions que disputarán el próximo sábado en Lisboa el Atlético de Madrid y el Real Madrid.

Un 'spot' sin aristas, amable, con un final que se intuye feliz… y que sin embargo ha encendido una gruesa polémica. No por su contenido, sino por el actor que aparece en él: Gotzon Sánchez, un intérprete afín a la izquierda abertzale que ha apoyado públicamente a Herrira, la plataforma de apoyo a los presos de ETA, cuyas actividades fueron suspendidas por la Audiencia Nacional el pasado septiembre por su supuesta subordinación a la banda terrorista.

Sus miembros están imputados por pertenencia a banda armada. La asociación de víctimas Dignidad y Justicia, que preside Daniel Portero, exigió este miércoles la inmediata retirada del anuncio a través de una carta a la multinacional, que en apenas unas horas aceptó su demanda. La multinacional de 'la chispa de la vida' pidió disculpas a todos aquellos que "se hayan sentido ofendidos" y aseguró desconocer el curriculum de Sánchez, que es "un asunto de la productora".

El actor, nacido en 1972 en Rentería, acumula un extenso currículum en el cine, series de televisión y teatro, pese a llevar tan solo 10 años en el mundillo de la interpretación. Ha protagonizado varios anuncios publicitarios para marcas como Bosch, Mahou, Coca Cola y -el más reciente- para Mercedes. También ha participado en un videoclip musical 'Ta nik zer dakit'.

Gotzon Sánchez, que no oculta su ideología afín a la izquierda abertzale, apareció en un spot de Herrira en favor de los presos de ETA y su acercamiento a Euskadi. "¿Dónde está el problema?", se ha preguntado este miércoles en declaraciones a ETB, tras defender la necesidad de separar su vida profesional y sus ideas políticas. "No hay que confundir el trabajo y los apoyos que puedo dar y voy a seguir dando por la resolución del conflicto y, sobre todo, porque se respeten los derechos humanos", ha señalado.

El actor, que intervino en abril en unas jornadas en Madrid que reunieron a víctimas de ETA y de los GAL, ha explicado que apuesta por "la reconciliación" y por una "resolución total del conflicto para que todos podamos convivir en paz y, si puede ser, con alegría". "Pensar en negativo no lleva a ninguna parte. Pensar en positivo abre puertas, soluciones…" Además, ha añadido que tras la polémica trabajará aún "con más ilusión" por sus convicciones políticas. ¿Se le cerrarán puertas profesionales tras la controversia suscitada? "No quiero pensar en ello", ha manifestado.

De policía

Gotzon Sánchez, que se confiesa orgulloso y agradecido por haber trabajado para grandes multinacionales como Coca-Cola o Mercedes, ha limitado hasta ahora su incursión en el cine a las películas 'El cazador de dragones' y 'Todos estamos invitados'. Esta última narra la historia de la incorporación de un joven -interpretado por Óscar Jaenada- a ETA.

En la miniserie 'Una bala para el rey', basada en el atentado fallido de la banda terrorista contra don Juan Carlos, Gotzon Sánchez interpreta a un policía llamado Félix. En el telefim “Gernika bajo las bombas” da vida a un periodista. Y en la miniserie más reciente 'Sabin', a Aranzadi, en una etapa de cambio en la vida política de Euskadi y España.

En los últimos años ha participado en el rodaje de diversas series de televisión: 'Los Misterios de Laura', 'Punta Escarlata', 'Hispania, la leyenda', 'La que se avecina', 'Génesis en la mente del asesino', 'Paco y Veva'… En la mayoría de los casos, como secundario. En cambio, en 'El síndrome de Ulises' interpretó al exmarido de Reyes (Olivia Molina) durante las dos primeras temporadas de la serie de Antena 3. En la temporada 14 de la longeva 'Goenkale' tuvo un papel recurrente como Urko.

Antes de trabajar en el mundo de la interpretación, se dedicó a la docencia y al campo de las artes plásticas. Posee el EGA y el certificado de Aptitud pedagógica que le permitió impartir clases de euskera. El actor tiene la licenciatura de Bellas Artes, un Máster en Artes y Ciencias del Espectáculo y ha cursado la diplomatura en Estudios Avanzados en Arquitectura y la diplomatura de Danza Vertical. Todas ellas en la Universidad del País Vasco.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Correo

image beaconimage beaconimage beacon