Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El algoritmo que puede predecir el futuro de la televisión

ABC ABC 27/06/2016 J.M. Sánchez
Detalle del funcionamiento de este algoritmo © MIT Detalle del funcionamiento de este algoritmo

La televisión es la mayor ventana al relato de una sociedad. Los programas o las series más populares crean estereotipos y generan gran expectación. Y sí, a gran parte de los consumidores de contenidos audiovisuales desean sentir la emoción de cada minuto sin caer en los temidos «spoilers», una situación que la Inteligencia Artificial puede anticipar.

El Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial (CSAIL) del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) ha creado un algoritmo que puede anticipar lo que se verá posteriormente en una secuencia del, por ejemplo, una serie de televisión como «Big Bang Theory», una de las más populares de los últimos años.

Ese algoritmo analiza cada video y, a continuación, utiliza lo aprendido para intentar predecir el comportamiento de los seres humanos. Se parte de un comportamiento empírico, ya que cuando se observa un encuentro entre dos personas, normalmente se puede intuir (o predecir) lo que va a suceder a continuación, ya sea un apretón de manos, un abrazo o, incluso, un beso. Esa capacidad de anticipación se debe, en parte, a la experiencia y las vivencias, pero por ahora, las máquinas, por el contrario, aún encuentran trabas para aplicar un uso de ese conocimiento complejo.

Los expertos creen que los programas de televisión y secuencias de vídeo pueden ayudar a que los sistemas de Inteligencia Artificial sean capaces de conocer y anticipar las interacciones humanas. Aplicar esas acciones podrá hacer de las máquinas una reacción más natural. Para el estudio utilizaron más de seiscientas horas de televisión (principalmente series) para intentar «enseñar» a la máquina a identificar desde los gestos de cariño a la violencia. Es decir, el sistema es capaz de conocer de antemano el comportamiento que debe adoptar ante una determinada situación.

El material audiovisual cargado para el experimento ayudó al «entrenamiento» de la máquina, por lo que se entiende que se está ante una situación de ensayo y error. El algoritmo respondió correctamente en el 43% de las ocasiones, mientras que se estima que los seres humanos se acercan al 71% de los comportamientos acertados. Los expertos creen que la Inteligencia Artificial logró un gran resultado. «Incluso un niño tiene más experiencia de la vida», explica en un comunicado Carl Vondrick, autor principal del proyecto. «Estoy interesado en observar la cantidad de mejora de los algoritmos conforme los entrenamos con años de videos».

El estudio concluye que la Inteligencia Artificial no entiende lo que está sucediendo en una determinada escena de la misma manera que un ser humano. Por esta razón, se analiza la composición y el movimiento de píxeles para identificar patrones, que ayudan en el aprendizaje informático. El sistema es capaz de extraer sus «propias conclusiones en términos de correlaciones entre los efectos visuales y la posible adopción de las medidas a tomar».

Los expertos cree que en el futuro los sistemas informáticos que predicen las acciones abrirían nuevas posibilidades para que los robots puedan navegar de una manera más natural en entornos humanos. Es la visión de predicción, que algún día será una constante en las máquinas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon