Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El as que esconde Pedro Sánchez bajo su manga

El Economista El Economista 29/02/2016
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. © EFE El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

A poco más de 24 horas para que Pedro Sánchez se suba a la tribuna del Congreso para pronunciar el discurso de investidura tras el que deberá ser votado como candidato a la presidencia del Gobierno, el socialista sabe que aún no cuenta con los apoyos suficientes. Por eso buscará hasta el último minuto la abstención de Podemos.

Consciente de que los 131 votos favorables que ya tiene (90 del PSOE, 40 de Ciudadanos y uno de Coalición Canaria) no son suficientes para salir elegido y de que esta elección, en el mejor de los casos para él, se produciría el viernes o el sábado en segunda votación, Sánchez no desiste en la posibilidad de que PNV, pero especialmente Podemos, le brinden una abstención con la que le salieran las cuentas.

Aunque desde Ferraz conocen el rechazo de Podemos a su propuesta tras el acuerdo de los socialistas con los de Albert Rivera, Sánchez aprovechará su intervención desde la tribuna en su discurso para lanzar guiños a los de Pablo Iglesias. Uno de estos guiños que medita el secretario general socialista, según El País, es la inclusión de independientes irrechazables para Podemos en su futuro Ejecutivo. Se trataría de personalidades de consenso, bien vistas a derecha e izquierda, que podrían ocupar diversas carteras ministeriales.

Además, Sánchez también insistirá en un mensaje a los votantes de Podemos, muchos de ellos provenientes del PSOE, que Ferraz convertirá en una constante en los dos próximos meses: un llamamiento a sumarse a la posibilidad de que el PP deje la presidencia del Gobierno y formar un gabinete de cambio que emprende reformas de calado y opte por la regeneración político, un punto en el que los de Iglesias difícilmente podrían mostrarse reacciones.

Aunque el propio líder socialista reconoce en unas palabras concedidas hoy a El Mundo que lo más probable es que se llegue a nuevas elecciones en junio, se muestra confiado en que Podemos pueda finalmente ceder para evitar que Rajoy repita mandato en la Moncloa.

En cualquier caso, y tras el respaldo "razonablemente satisfactorio" en palabras de Ferraz, que recibió el acuerdo con Ciudadanos por parte de los militantes socialistas, Sánchez tiene previsto pedir hoy al Comité Federal de su partido, según informa el diario El País, el apoyo para intentar granjearse en estas próximas 72 horas el apoyo de Podemos, aunque sea en forma de abstención.

MÁS EN MSN

-Ofensiva de Ciudadanos para retener a sus votantes tras el pacto con el PSOE

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon