Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Atlètic Barceloneta, campeón de Europa por primera vez en su historia

La Vanguardia La Vanguardia 31/05/2014 null

Barcelona, (Efe/Ginés Muñoz).-  El Atlètic Barceloneta se proclamó campeón de Europa por primera vez en su historia al derrotar hoy, por la mínima (6-7), al Radnicki serbio en la final de la Liga de Campeones disputada en la piscina Bernat Picornell de Barcelona.

Los 'marineros' se convierten en el tercer equipo español que gana la máxima competición continental tras el Barcelona (1982) y el Catalunya (1995).

Fue un triunfo sin duda merecido, pues el equipo de Chus Martín, que eliminó al Brescia italiano en cuartos de final y al potente Primorje croata en semifinales, volvió a demostrar esta tarde que es un equipo con mayúsculas.

Y eso que tuvo que sobreponerse a un mal inicio, en el que el Radnicki avanzó con dos tantos desde la boya de Zlokovic, el recurso ofensivo más utilizado del conjunto serbio durante estos primeros minutos.

Pero el Atlètic Barceloneta no se arrugó, ni con ese marcador inicial ni tampoco con las primeras paradas de Radic, y reaccionó a lo campeón, consciente de que hoy se encontraba ante una oportunidad única de hacer historia.

Desde su habitual orden defensivo, el conjunto español buscó acelerar el partido en las transiciones, e igualó el choque con un zurdazo del 'Chalo' Echenique y otro trayazo de Munárriz (2-2).

Basara volvería a adelantar al Radnicki, pero a los balcánicos no se les veía cómodos en ataque, donde no encontraban espacios para perforar la portería de López-Pinedo, ni siquiera en las jugadas en superioridad.

Un tanto de garra de Felipe Perrone levantaba al público de la Picornell y colocaba de nuevo la igualada al final del segundo cuarto (3-3). Y el Radnicki se marchaba al descanso consciente de que el Atlètic Barceloneta no se lo iba a poner tan fácil como ayer el Partizan.

Albert Español, designado jugador más valioso de esta Final Six, batirían a Radic de penalti al inicio de la reanudación. Buric volvería a empatar el partido, pero Ubovic y de nuevo Español dejaban al Atlètic Barceloneta a un paso de la gloria al final del tercer período (4-6).

Fue entonces cuando apareció la clase de Filip Filipovic, empeñado en no dejar morir al Radnicki, con dos golazos -uno de ellos de vaselina- que respondían a otro de Sziranyi y que dejaba un ajustadísimo 6-7 a falta de cinco minutos para el final.

Pero en esos últimos cinco minutos no hubo más goles. López-Pinedo emergió para poner el candado a la portería, arropado por sus compañeros, que ya no dejarían que ni Filipovic no Zlokovic aumentaran su cuenta realizadora.

Incluso Perrone pudo aumentar la cuenta con un gol fantasma que los árbitros no dieron, pero tampoco hizo falta. Los jugadores del Atlètic Barceloneta, todo corazón, pero también con mucha cabeza, se llevaron el duelo ante el superequipo serbio. Ya son campeones de Europa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon