Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Ayuntamiento endurece los criterios para adjudicar escuelas infantiles

EL PAÍS EL PAÍS 06/06/2014 María Lillo

Una gran pancarta cubre la fachada de la escuela infantil Las Nubes. Letras negras sobre fondo blanco anuncian el motivo de la protesta: "No al negocio con la educación". Padres y profesores del centro se han reunido esta mañana junto a portavoces de la oposición para criticar que el Ayuntamiento de Madrid (PP) prime la oferta económica sobre la educativa en el concurso para adjudicar la gestión de las escuelas infantiles. Jaime Lissavetzky, del PSOE, ha resaltado que la modificación de los criterios beneficia a "grandes empresas dedicadas a otros sectores como la construcción".

más información
  • Escuelas al mejor postor
  • El Ayuntamiento recorta el presupuesto de las escuelas infantiles municipales

El Ayuntamiento de Madrid ha decidido sacar a licitación la gestión de 18 escuelas infantiles municipales que tenían la posibilidad de prorrogar un año más el contrato y ha modificado los requisitos para la adjudicación de los centros. Los pliegos actuales recogen que las entidades tendrán que declarar "un volumen de negocios igual o superior a los 200.000 euros en cada uno de los tres últimos ejercicios (2011,2012 y 2013)", lo que en opinión deLissavetzky y de los docentes del centro refleja la clara intención del Ayuntamiento de favorecer a empresas privadas, haciendo más difícil que las cooperativas de economía social que tenían a su cargo ocho de las escuelas puedan mantener la gestión de las mismas.

Los pliegos actuales recogen que las entidades que quieran hacerse cargo de los centros infantiles tendrán que declarar "un volumen de negocios igual o superior a los 200.000 euros en cada uno de los tres últimos ejercicios (2011,2012 y 2013)", lo que en opinión de Lissavetzky y de los docentes del centro refleja la clara intención del Ayuntamiento de favorecer a empresas privadas que en la mayoría de los casos no se dedican a la educación.

El portavoz socialista ha destacado también la caída del presupuesto total del contrato que, en el caso de Las Nubes, baja un 13% (de 521.650 euros anuales en 2009 a 454.498 en 2014) y la reducción de la aportación municipal para financiar el coste de la escuela un 49%. "Si queremos conservar el centro, lo único que podemos hacer es reducir personal o bajar los sueldos hasta 700 euros mensuales", ha explicado Pilar García, directora de la escuela, quien ha hecho referencia a la poca importancia que, a su parecer, le da el Ayuntamiento al proyecto educativo. "En tres años, un niño puede pasar por tres modelos distintos". Lo que según su criterio "vulnera la declaración de derechos de los niños" y supone "un atentado contra las familias" porque no se les deja elegir el proyecto educativo que quieren para sus hijos. El pliego actual estipula que la calidad de los proyectos educativos que se presenten se valorará con un máximo de 33 puntos, 12 menos que la oferta económica que hagan las empresas que sube de 40 (en 2009) a 45. 

La gestión de estas escuelas se rige por un contrato de tres años renovable cada año hasta por tres, por lo que PSOE e IU han pedido a la alcaldesa, Ana Botella, la extensión de la prórroga por un año más para los 18 centros afectados. Con ese objetivo, la Asociación Madrileña de Escuelas Infantiles de Gestión Indirecta (AMEIGI) junto a CCOO, UGT y FAPA Giner de los Ríos han convocado una manifestación frente  a la Consejería de Educación a las 18:00. "La calidad de la educación está en peligro" ha increpado García al final del acto. Y ha recordado el lema escrito en las camisetas azul celeste que portaban todos los docentes: "No nos bajamos de Las Nubes". 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon