Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Barça apuesta por Bravo

Logotipo de La Vanguardia La Vanguardia 29/05/2014 Dagoberto Escorcia, Juan Bautista Martínez

Experiencia contrastada en la Liga. Internacional. Buen uno contra uno ante los delanteros rivales. Y con un notable juego con los pies, lo que se valora mucho en el Camp Nou. Son las virtudes del portero chileno de la Real Sociedad Claudio Bravo, el guardameta por el que apuesta el FC Barcelona para cubrirle las espaldas al joven Ter Stegen (22 años) y para competir el puesto con él porque Luis Enrique tiene claro que todo el mundo ha de ganarse día a día el sitio en el once titular. El conjunto azulgrana y el guardameta del conjunto donostiarra están ya de acuerdo a través de su representante, Cristian Ogalde, y el Barça se encuentra en negociaciones avanzadas con el equipo de Anoeta para fijar el precio del traspaso del arquero, que termina contrato en 2017. La cláusula de rescisión de Bravo es de 30 millones de euros, una cantidad que la entidad azulgrana no se plantea pagar ni de lejos, entre otras razones porque el precio de Ter Stegen ha sido de 12.

El Barcelona aspira a rebajar todo lo posible este precio, incluso incluyendo jugadores, ya que la Real puede estar interesada, según avanzó El Diario Vasco, en el que ha sido esta temporada el tercer guardameta barcelonista, Oier Olazabal, aunque el principal candidato a suplir el adiós de Bravo es el portero del Villarreal Juan Carlos Sánchez.

Bravo aterrizó en San Sebastián en la temporada 2006-2007, procedente del Colo Colo por 1,2 millones de euros, con lo que está amortizado de sobras. Su primer curso fue nefasto para el equipo guipuzcoano, ya que perdió la categoría. Pero el descenso no supuso la marcha del chileno, pese a gozar de muchas ofertas para seguir en la élite. No en vano Bravo estuvo tres temporadas en Segunda con la Real y sus dos hijos pequeños nacieron en Donosti, donde se ha encontrado todos estos años muy integrado. Sin embargo, siempre ha tenido el sueño de dar el salto a un equipo grande y la Real, aunque no gratis ni mucho menos, tiene presente la fidelidad mostrada por el chileno. "Si uno avanza confiadamente en la dirección de sus sueños y se esfuerza por vivir la vida que ha imaginado se encontrará un éxito inesperado en algún momento", afirmó Bravo ayer en su cuenta de Facebook.

La Real tiene con él un pacto tácito de estudiar la situación si Bravo venía con una oferta de un equipo grande sin lanzar ultimátums ni desplantes. Como todo lo ha llevado con discreción, el equipo donostiarra, que no necesita vender de forma urgente como otros clubs, se ha puesto manos a la obra para conversar con el equipo azulgrana, con el que ya ha establecido contactos. De hecho, el consejo de administración de la Real se reunió ayer con la estrategia negociadora del Barça sobre la mesa.

El portero, que se perfila como titular en el Mundial de Brasil con Chile (se enfrentará a España el 19 de junio), cumple el perfil buscado por el Barça para formar terna con Ter Stegen, sin experiencia en España, y con el canterano Jordi Masip. Tiene recorrido en Primera, ha jugado la Champions con la Real y es siete años más joven que José Manuel Pinto. El guardameta alemán, que fue presentado la semana pasada, viene con el aval del director deportivo, Andoni Zubizarreta, y también es muy del agrado del segundo entrenador azulgrana, Juan Carlos Unzue, que lo venía siguiendo desde bastante tiempo atrás. Pero Unzue, en los tiempos en que era el preparador de porteros dentro del staff técnico de Josep Guardiola, ya hablaba bien de Bravo, por su capacidad para resolver situaciones de urgencia cuando se le presentaba solo un delantero y porque tiene solvencia a la hora de sacar el balón con los pies, una dificultad para el Barça con Pinto en la recta final de la campaña. "Bravo tiene muchos reflejos y habilidad con los pies, me parece un muy buen portero", afirmó Pinto ayer en TV3.

El Barcelona también se había fijado en dos porteros de la Liga, como el titular del Málaga, Willy Caballero, y el del Levante, Keylor Navas. Pero el primero con el que ha dado el paso de negociar con el club de pertenencia es con Bravo.

Teniendo en cuenta que el futbolista está concentrado con su selección al equipo barcelonista no le interesaría que la negociación se demorara en exceso. Lo que querría el Barça es cerrar un acuerdo antes del inicio del Mundial y de hecho es lo que espera que ocurra.

El Barça continúa trabajando sin descanso en la plantilla de la próxima temporada y ayer por la mañana se vieron las caras en la Ciutat Esportiva el presidente, Josep Maria Bartomeu, el vicepresidente deportivo, Jordi Mestre, Andoni Zubizarreta y Luis Enrique. Esta vez la reforma del equipo es a fondo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon