Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El BCE dice que la zona del euro ya no está en "modo de emergencia"

La Vanguardia La Vanguardia 10/06/2014 null

Frankfurt (EFECOM).- El miembro francés del comité ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), Benoit Coeuré, dijo hoy que la zona del euro ya no está en "modo de emergencia" pero que la recuperación es débil. Coeuré declaró en un simposio en Frankfurt que "la recuperación está ahí, pero es todavía débil".

"La crisis no se ha terminado", puntualizó el miembro del comité ejecutivo del BCE.
Coeuré defendió el amplio paquete de medidas que la semana pasada aprobó el consejo de gobierno del BCE por unanimidad y que ha sido criticado en Alemania y dijo al respecto que "el BCE se mueve dentro de su mandato".

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, calificó de "adecuada" la actuación del BCE en estos momentos, en vista de la baja inflación, pero advirtió de que la política monetaria no puede solucionar los problemas de base de la crisis de endeudamiento.
Asimismo, Schaeuble consideró que los tipos de interés no deberían permanecer en un nivel tan bajo más tiempo del necesario.

El presidente de Commerzbank, Martin Blessing, se mostró escéptico y cuestionó si "simplemente más liquidez, solucionará el problema". "Demasiado dinero barato podría tentar al sector financiero a no evaluar los riesgos de forma adecuada. Necesitamos un sistema bancario más estable", dijo el presidente de Commerzbank, banco que está parcialmente nacionalizado.

El BCE bajó la semana pasada el tipo de interés de las operaciones principales de refinanciación, las subastas semanales, en 10 puntos básicos, hasta el 0,15 %. La institución europea redujo en 35 puntos básicos la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos durante un día, hasta el 0,40 % con efectos el 11 de junio.

Asimismo, bajó en 10 puntos básicos la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, hasta el -0,1 %, en lo que supone penalizar por primera vez a los bancos que quieran depositar dinero en su ventanilla. Además, la entidad europea prestará a los bancos de nuevo liquidez con un vencimiento de hasta cuatro años, con la condición de que den créditos a las empresas y los hogares.

El objetivo del consejo de gobierno del BCE es mantener las tasas de inflación en niveles inferiores, aunque próximos, al 2%. La inflación de la zona del euro cayó en mayo dos décimas, hasta el 0,5 %, respecto al mes anterior.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon