Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Círculo de Empresarios: "Hay que defender el Estado de derecho con más inteligencia"

Logotipo de El Mundo El Mundo 03/10/2017 CARLOS SEGOVIA

Desolación y desconcierto en el poder económico. Importantes empresarios y banqueros del país, acostumbrados a tener siempre todas las respuestas, mostraban ayer estupor e inesperada incertidumbre sobre el futuro de España y Cataluña. La mayoría piden anonimato, pero el presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane, sí hizo unas declaraciones a EL MUNDO muy representativas de lo que opina la élite empresarial de España sobre el 1-O: indignación con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y decepción con la gestión del Gobierno.

© Proporcionado por elmundo.es

"Cuando se llega al peor escenario de los posibles es que todos lo hemos hecho mal, hay que defender el Estado de derecho con todos los medios, pero con más inteligencia", declara Vega de Seoane, cuya asociación aglutina a entre otros, el grueso de los grupos del Ibex-35. Este veterano ejecutivo lamenta las imágenes de la actuación policial y la jornada del referéndum en general. "En términos empresariales la relación coste/beneficio es malísima, la batalla de la comunicación es muy importante y se ha retrocedido", apunta, aunque resalta la dificultad que tienen las fuerzas de seguridad del Estado para actuar en situaciones tan complejas. En todo caso, tiene claro "quién tiene la culpa" en alusión a la iniciativa ilegal de la Generalitat. El presidente del Círculo de Empresarios considera que "parece llegado el momento de aplicar el artículo 155". "La decisión corresponde a la clase política pero por sentido común parece difícil pensar qué mas tiene que ocurrir para que se aplique, siempre pensando en el interés de todos. Si esto no se arregla el principal perjudicado es Cataluña, pero también España". A corto plazo, quiere que se restablezca la legalidad, pero a medio, "hay que resetear". "Primero hay que controlar la situación, pero después, al igual que cuando el sistema se bloquea hay que reiniciar, habrá que reconciliarse y reconducir", afirma, aunque lo ve para más adelante ante la dificultad de hacerlo con los actuales interlocutores de la Generalitat.

Importantes empresarios hacían ayer en Toledo un análisis similar en el transcurso del Congreso anual de la Empresa Familiar en Toledo. "Estoy muy triste, no sé cómo se puede arreglar esto", afirma un importante empresario. "Rajoy ha caído en todas las trampas que le han ido poniendo los separatistas", criticó otro.

La situación de Cataluña provocó una improvisada reunión de la junta directiva del Instituto de Empresa Familiar en Toledo, que cuenta entre sus miembros a empresarios como el presidente de Mercadona, Juan Roig, de Gestamp, Francisco Riberas, de Barceló, Simón Pedro Barceló, o de Puig, Marc Puig, entre otros. Como resultado emitieron un comunicado que no llegó a brindar apoyo ni a las fuerzas de seguridad ni a todas las medidas que el Gobierno central considere oportuno, sino que puso el énfasis en el diálogo. "Consideramos que el diálogo sincero, constructivo y con visión de largo plazo es la única vía, pero ha de ser en el marco de la Constitución", defiende el IEF que pide "altura de miras" a los partidos políticos.

El presidente del IEF, Ignacio Osborne, reclamó en su discurso en público "una solución política estable cuanto antes". Advirtió que "la situación de inestabilidad en Cataluña" provoca "tremenda preocupación" en esta influyente asociación, porque "una empresa es igual que un árbol, si no cuenta con las condiciones adecuadas, es imposible que crezca. Y cuando no crece, normalmente no da frutos y acaba muriendo".

Por su parte, el presidente de CEOE, Juan Rosell, declaró en Roma que "la economía cuando no hay estabilidad y la legalidad no es cien por cien, siempre queda tocada (...) es bueno que tengamos de nuevo términos de estabilidad, de tranquilidad".

De momento, en la tradicional encuesta interactiva del congreso anual del IEF y que reúne centenares de empresarios, el resultado es más optimista que el pasado año en cuanto a la situación económica. La puntuaron con un 6,22 sobre nueve, por encima del 5,31 en el congreso celebrado en La Coruña. Ese optimismo se traslada también a su previsión de creación de empleo. El 68% (63% en 2016) apuestan que aumentarán plantilla en sus empresas, frente al 7% que cree que la recortará.

El IEF ha optado en esta edición por no preguntar en la encuesta sobre la situación política, que habría provocado un cero sonoro, y los patrocinadores del evento prefirieron tocar solo implícitamente el problema. El presidente de KPMG, Hilario Albarracín, subrayó que "a pesar de las incertidumbres la economía crece de forma saludable". Por su parte, el consejero delegado del Banco Santander España, Rami Aboukhair, se limitó a hacer un llamamiento a "huir de inestabilidades".

El presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, el socialistas Emiliano García-Page provocó aplausos cuando cerró filas con el Gobierno sobre Cataluña. El poder económico quiere respuestas y, la primera, la unidad PP-PSOE-C's.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon