Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Chelsea mide la transición del Atlético

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 27/09/2017 Ladislao J. Moñino
GRA355. MAJADAHONDA (MADRID), 26/09/2017.- El capitán del Atlético de Madrid "Gabi" Fernández (durante el entrenamiento del equipo en la víspera del partido de Liga de Campeones ante el Chelsea © J.P.GANDUL GRA355. MAJADAHONDA (MADRID), 26/09/2017.- El capitán del Atlético de Madrid "Gabi" Fernández (durante el entrenamiento del equipo en la víspera del partido de Liga de Campeones ante el Chelsea

La gestión de la delicada transición generacional y la política de rotaciones que lleva a cabo en este inicio de curso incitaron a Diego Pablo Simeone a convocar ante todo el plantel tras la victoria ante el Athletic de Bilbao en San Mamés. El meritorio triunfo se fraguó, como en Las Palmas (1-5), con Koke, Saúl y Thomas en el centro del campo. En el lateral derecho jugó Giménéz y en punta Griezmann y Correa . Esa alineación supuso el banquillo para Gabi, Juanfran, este pese a que Vrsaljko estaba ausente por lesión, Fernando Torres y Gameiro. La grada fue para Vietto.

MÁS INFORMACIÓN

  • Atlético de Madrid - Chelsea: horario y dónde ver el partido
  • DIRECTO Atlético de Madrid – Chelsea en directo

El discurso del técnico se volcó en resaltar que esos viajes tan complicados y bruscos de digerir de la titularidad al banquillo o a la grada van a ser una constante mientras aprecie rendimiento. Con su homilía, Simeone buscó evitar el derrumbe anímico de los que menos juegan. Sus palabras quedaron refrendadas con el once dispuesto el sábado ante el Sevilla y también en la lista de convocados. Godín, Thomas, Correa fueron al banco, entraron Lucas, Gabi y Vietto, y no se vistieron ni Torres ni Giménez. Al término del partido contra el Sevilla, Simeone difundió ante la prensa un mensaje similar al que trasladó dos días antes ante el plantel. Habló de un desafío común, suyo, del club y de los jugadores, de interpretar el momento individual de cada uno para extrapolarlo al beneficio del colectivo.

Por lo visto hasta ahora, solo Oblak, Koke, Saúl y Griezmann están fuera de esa política de repartir esfuerzos y minutos. El asentamiento de Saúl y Koke como referentes en el centro del campo, el crecimiento de Correa y las suplencias de Gabi en Valencia y en Bilbao para dar paso a Thomas son la huellas más notorias de esa transición emprendida por el cuerpo técnico. “Con Saúl y Koke estamos hablando de dos grandes jugadores. Saúl es joven y estará en el futuroentre los jugadores top. Koke es otro gran jugador con experiencia, muy importante para este equipo”, concede Conte.

Mestalla y San Mamés son dos plazas complejas en las que antes era complicado imaginar al equipo sin Gabi. Desde la dirigencia del club se asegura que esa transición generacional se está intentado llevar desde el cuerpo técnico y desde los despachos con el máximo respeto hacia la figura de futbolistas que han sido fundamentales en los éxitos y el crecimiento recientes. Simeone considera que aún puede sacarles provecho.

Desde los despachos se insiste en este mensaje para explicar la medida aprobada en el último consejo de administración por el cual los jugadores mayores de 32 años para renovar deberán participar en 25 partidos al menos durante 30 minutos siempre y siempre y cuando el equipo se clasifique para la Champions. En esa posición quedarán el próximo verano Juanfran, Gabi, Fernando Torres y Moyá. Gabi ya ha dado su visto bueno, pero Juanfran y Torres no lo tienen tan claro. En 2019 en esa situación estarán Godín y Filipe Luis. El club está dispuesto a mantenerles mientras Simeone considere que le pueden aportar.

Esa transición iniciada la hoy mide el rocoso y dinámico Chelsea de Antonio Conte, un entrenador que no tiene escrúpulos en alinear a ocho jugadores de corte defensivo si lo cree conveniente. Así ha operado alguna vez en la Premier durante este curso en la Premier. Lo hizo ante el Tottenhan en Wembley, cuando por detrás de Morata y Williams alineó un cerro de pivotes y defensas: Moses, Marcos Alonso, Azpilicueta, Rüdiger, Christensen, Bakayoko y Kanté. Por entoces no podía contar con Hazardd, ya recuperado y ahora competidor con Pedro y William por una plaza en el once.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon