Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El cine español se solidariza con una saharaui que vivió 19 días en el aeropuerto de Lima

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 28/09/2017 Jacqueline Fowks
La embajadora saharaui Jadiyetu El Mohtar. © TWITTER La embajadora saharaui Jadiyetu El Mohtar.

La diplomática de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) Jadiyetu El Mohtar cumplió este miércoles 19 días viviendo en el aeropuerto Jorge Chávez de Lima, debido a que la Superintendencia de Migraciones le impidió la entrada al país y ella se resistió a ser expulsada. Por esto, más de 100 directores y actores del cine español, entre ellos Pedro Almodóvar y Javier Bardem, firmaron un pronunciamiento para expresarle su solidaridad. En la tarde de este miércoles, trabajadores de la aerolínea, acompañados por policías, deportaron por la fuerza a la diplomática saharaui, obligándole a embarcar en un avión rumbo a Madrid. 

"Exigimos a las autoridades peruanas que respeten los derechos humanos de la representante saharaui y que le permitan ingresar al Perú para poder informar sobre la situación de su pueblo ocupado hace más de 40 años", añade el manifiesto, que también suscriben actores como Adriana Ugarte, Ariadna Gil, Viggo Mortensen, y los directores Icíar Bollaín y Javier Fesser, entre otros 114 profesionales del cine.

MÁS INFORMACIÓN

  • Medio centenar de saharauis se resiste a la devolución

La directora de relaciones internacionales de la Unión de Mujeres Saharauis, de nacionalidad española, llegó a Lima el 9 de septiembre, pero la Superintendencia de Migraciones la retuvo debido a una resolución de "impedimento de ingreso al territorio nacional" emitida el 18 de agosto.

Dicha dependencia sostiene que cuando El Mohtar ingresó al país en julio "participó en diversas actividades políticas atribuyéndose la condición de embajadora de la República Árabe Saharaui en el Perú, que no es reconocida por el Estado peruano", y que incurrió en "conductas que vulneran el orden público y el orden interno".

El Estado peruano reconoció a la RASD en 1984, pero durante el Gobierno de Alberto Fujimori, en 1996, suspendió las relaciones diplomáticas con dicha república.

Una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú dijo a EL PAÍS que la representante saharaui visitó Lima en julio por una reunión que acordaron el presidente Pedro Pablo Kuczynski y su par saharaui Brahim Gali tras coincidir en Quito en mayo. El mandatario peruano aceptó que Gali enviara un emisario suyo, que fue El Mohtar, quien dialogó con el encargado de la Dirección de África de la Cancillería.

La resolución de impedimento de ingreso de Migraciones cita un oficio firmado por el congresista fujimorista Rolando Reategui, como uno de los elementos para bloquear el ingreso de la emisaria saharaui. Reategui es presidente de la Liga de Amistad Perú-Marruecos, de la que forman parte varios parlamentarios de Fuerza Popular, la oposición fujimorista.

"Las relaciones diplomáticas con la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) están suspendidas desde el año 1996, por lo que el Gobierno peruano no reconoce el ejercicio oficial de representación y gestiones diplomáticas a delegados de la RASD en nuestro país", indica un comunicado de la Cancillería difundido la mañana del miércoles.

Según el documento de Migraciones, la diplomática asistió en julio y agosto a la conmemoración de una efeméride en el Congreso en Lima, a una ceremonia del 193º aniversario de la batalla de Junín en la sierra central, y a un evento de sembrado de árboles en la selva norte.

El Mohtar dijo el sábado a EL PAÍS que volvió a Lima invitada a otra siembra de árboles en la selva norte y a una nueva cita en la Cancillería. Sin embargo, el Ministerio de Relaciones Exteriores niega que hubiera otra reunión en agenda.

Entre el 9 y el 22 de septiembre, estuvo en una oficina del aeropuerto donde podía sentarse en una silla, pero el sábado el personal de Migraciones –aprovechando un momento de descuido llevó sus pertenencias a un pasillo y desde entonces la ciudadana española permanece en el suelo e inició una huelga de hambre.

"El Gobierno peruano no está considerando el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con la RASD. En cumplimiento de las normas migratorias peruanas, corresponde el inmediato retorno de la señora El Mohtar Sidahmed a España", añade el comunicado de prensa de este miércoles del Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú.

La semana pasada, un abogado interpuso un habeas corpus a favor de la ciudadana española ante un juzgado penal de Lima, contra la resolución de la Superintendencia de Migraciones. "Estoy pendiente de la resolución judicial y no de una solución política", señaló la emisaria saharaui a EL PAÍS por teléfono, luego de conocida la posición oficial de la Cancillería peruana.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon