Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El CSIC aumenta sus pérdidas a casi 22 millones de euros

El Confidencial El Confidencial 07/09/2016 Teknautas

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) aumentó sus pérdidas de 3,4 millones de euros en 2014 a casi 22 millones en 2015, según recoge el BOE publicado hoy y del que se hace eco el blog El BOE nuestro de cada día.

Según puede verse en el BOE, la diferencia entre los 650 millones de euros ingresados y los 664,7 millones gastados asciende hasta los 21,8 millones si tenemos en cuenta el total de partidas y operaciones. La mayor parte del dinero recibido por el CSIC (88%) proviene del Estado, sobre todo a través del Ministerio de Economía y Competitividad, en el que se encuentra incluido. También obtiene recursos de la Unión Europea y de entidades privadas como la Fundació La Caixa.

Los gastos van destinados casi en su totalidad a los sueldos de los más de 10.000 empleados contratados—450 de 664,7 millones—. Según explica la periodista de Civio Eva Belmonte, los auditores no aprueban por completo al CSIC debido al "incumplimiento de las leyes de presupuestos y contabilidad pública", irregularidades habituales otros años que todavía no se han corregido.

(EFE) © EFE (EFE)

Otros datos extraídos del BOE y mencionados por Belmonte certifican (una vez más) la existencia de un techo de cristal en la ciencia española. Aunque a nivel global el número de hombres y mujeres que trabajan en el CSIC es similar (2.891 y 2.448, respectivamente), en la cima de la pirámide las cosas cambian, con 1.250 mujeres frente a unos 2.000 hombres situados en el nivel de estudios más alto.

Ganar dinero no es el objetivo

A pesar de estos resultados, conviene recordar que el CSIC no es una empresa. Entre sus objetivos se encuentran la investigación y su fomento, la formación de investigadores y la divulgación de la cultura científica en la sociedad. La ciencia no obtiene beneficios a largo plazo, sino que sus frutos tardan más tiempo en surgir.

Las irregularidades también son el pan de cada día para muchos investigadores que se ven obligados a pagar costes pendientes con la nueva financiación. Aunque el aumento en las pérdidas es un tema a vigilar, no puede servir como excusa para aumentar todavía más los recortes y, con ello, mantener el ciclo de recortes, irregularidades y más pérdidas.

En este sentido, la próxima Agencia Estatal de Investigación (creada pocos días antes de las primeras elecciones) facilitará el trabajo de los investigadores al flexibilizar la burocracia y permitirles 'ahorrar' el dinero no empleado de un proyecto para invertirlo en otro.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon