Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El cultivo de células madre ofrece nuevas pistas sobre el origen del trastorno bipolar

ABC News ABC News 25/03/2014 E. ORTEGA
Videojuegos para combatir la obesidad. FOTOLIA © ABC Videojuegos para combatir la obesidad. FOTOLIA

El origen del trastorno bipolar lleva oculto desde hace años. Los expertos se preguntan qué hace que una persona sea bipolar o por qué el trastorno bipolar es una enfermedad tan familiar si hay más de un gen implicado. Y, la más importante, ¿por qué es tan difícil encontrar nuevos tratamientos para una enfermedad que afecta casi a 200 millones de personas en todo el mundo? Ahora, una investigación de la Universidad de Michigan, en EE.UU., podría ayudar a resolver algunos de estos enigmas.

La aproximación de estos investigadores ha sido diferente. Así, han utilizado la piel de las personas con trastorno bipolar para obtener por vez primera el linaje de células madre específicas de la patología. Y de esta forma, tal y como describen en la revista «Translational Psychiatry» han podido observar cómo se transforman las células madre en neuronas, similares a las que están en el cerebro, y así las han comparado compararon con las linajes de células derivadas de personas sin este trastorno psiquiátrico.

Gracias a esto los investigadores han podido apreciar diferencias muy específicas en la forma en la que las neuronas se comportan y se comunican entre sí y, además, las diferencias importantes sobre cómo las neuronas respondían al litio, el tratamiento más común para el trastorno bipolar. Esta es la primera vez que los científicos han medido directamente las diferencias en la formación de células del cerebro y en la función entre personas con trastorno bipolar y aquellos que no padecen la enfermedad.

Modelo de estudio

En concreto, el equipo ha empleado células madre pluripotentes inducidas o iPS, obtenidas a partir de las células de la piel de los pacientes gracias a un proceso de cultivo especial. Podemos decir que, asegura la investigadora Sue O'Shea, «tenemos un modelo que nos permite examinar cómo se comportan las células, ya que se convierten en neuronas». Es decir, las diferencias en su expresión genética, cómo se comunican entre ellas y cómo responden a los tratamientos.

La información, dice Melvin McInnis, de la Heinz C. Prechter Bipolar Research Fund, podrá servir para probar nuevos fármacos candidatos en estas células, para detectar posibles medicamentos de forma proactiva en lugar de tener que descubrirlas por casualidad. Es posible, continúa, que el tratamiento del trastorno bipolar pueda entrar en la era de la «medicina personalizada».

Los investigadores ya están desarrollando líneas de células madre de otros participantes en el ensayo con trastorno bipolar, aunque se necesitan meses para derivar cada línea y obtener neuronas maduras que se pueden estudiar.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC News

image beaconimage beaconimage beacon