Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El desgobierno amenaza el plan de C's para impulsar el videojuego en Madrid

El Confidencial El Confidencial 03/08/2016 Jaume Esteve

El pasado 7 de julio, la Comunidad de Madrid aprobó, por mayoría aplastante, una Proposición No de Ley (PNL) para impulsar al sector del videojuego en España. Esa proposición, con el sello de Ciudadanos, obtuvo el apoyo del Partido Popular, PSOE y Podemos y sus frutos deberían verse reflejados en los próximos presupuestos de la Comunidad. Pero la medida estrella, impulsada por Ciudadanos, lo tiene muy difícil. ¿El problema? La ausencia de gobierno en España.

Según Ciudadanos, la Comunidad de Madrid debería fijarse en el caso de Canadá, un país que se ha convertido en una potencia en el sector del videojuego a nivel internacional. Los estudios locales, así como los extranjeros, tienen suculentos incentivos fiscales que les han llevado a establecer allí algunos cuarteles generales. No es de extrañar que Ubisoft o Electronic Arts, dos de los mayores editores del planeta, tengan sucursales en el país norteamericano.

"La PNL pide al gobierno de España que establezca incentivos fiscales para para el desarrollo y la creación de videojuegos", explica Esther Ruiz, diputada de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid y que ha seguido de cerca el proceso. "El impulso al sector no se arregla con subvenciones. ¿Qué hago con veinte mil o treinta mil euros? ¿Qué se paga con eso? Si nos centramos en los incentivos fiscales es para que todo lo que se produzca repercuta en tu país y la propiedad intelectual se quede ahí", señala.

Gods Will Be Watching, título español de 2014, tuvo que recurrir al 'crowdfunding' y a un editor externo para ver la luz. © Proporcionado por El Confidencial Gods Will Be Watching, título español de 2014, tuvo que recurrir al 'crowdfunding' y a un editor externo para ver la luz.

Pero el mayor obstáculo al que se enfrenta la Comunidad es que una medida de ese tipo, el fomento de la actividad económica mediante el incentivo fiscal, es una competencia que compete al ejecutivo central, y no al regional. "Consideramos que la iniciativa de Ciudadanos es muy general, aunque la hemos apoyado", razona Jazmín Beirak, diputada de Podemos, que recalca que el gobierno presidido por Cristina Cifuentes puede "aprobar subvenciones" pero no tiene competencias a la hora de establecer ventajas fiscales.

"Es una PNL un poco descafeinada que incluye una pequeña mejora respecto a la que se presentó en su momento en el parlamento catalán", ilustra Reyes Maroto, diputada del PSOE en la comunidad. "No se proponía nada, sólo se instaba al Gobierno a hacer algo. Añadimos varias enmiendas para que se tomaran medidas concretas. Es un sector que puede generar empleo de calidad y que Madrid puede liderar. La mayoría de empresas están instaladas en la comunidad, carecemos de un plan de apoyo a sectores estratégicos y los videojuegos es uno de los campos en los que hay que apostar", afirma la diputada.

Ciudadanos afirma que el Partido Popular se escuda en que no tiene competencias para llevar a cabo esos incentivos fiscales que le exige Ciudadanos. Teknautas ha tratado de ponerse en contacto con Ana Isabel Pérez, del grupo popular en la Asamblea, aunque no ha obtenido respuesta. "Tratan de cubrir lo que se hace con ayudas aquí y allá y eso no ayuda. No ven que es un modelo productivo nuevo, de futuro, cuya solución no tiene salida a corto plazo. Se tienen que dar cuenta de que la facturación de la industria es muy alta, de que los ténicos son muy buenos y de que hay un futuro para los que ya están y para la gente joven", lamenta Ruiz.

La diputada de Ciudadanos recuerda que el incentivo en Madrid ahora mismo es de un 18% mientras que en países como Canadá, Francia o el Reino Unido, donde quiere reflejarse el partido, llega hasta el 40%: "Tienen capacidad para invertir y para atraer inversiones internacionales aunque no le hagan falta".

Las medidas que sí se pueden ejecutar

La PNL urgía al gobierno regional a crear un grupo de trabajo en un plazo máximo de dos meses desde la votación para que estudie qué medidas se pueden aprobar y se vean reflejadas en los próximos presupuestos. El PSOE propone que se bonifiquen los contratos, que es una medida que sí está en la mano del ejecutivo de Cifuentes. "Esas bonificaciones son generalistas y se pueden dar en cualquier sector. Si queremos apostar por un cambio de modelo, debemos definir un plan de actuación que pase por medidas concretas", opina Maroto.

La diputada socialista opina, como sus compañeras de otros partidos, que la oportunidad que se le presenta a la Comunidad le permitirá apostar por un modelo productivo cualificado y que genere empleo de calidad. "Veremos si esto se ve reflejado en los presupuestos de 2017. Deberíamos invertir para apoyar este sector y evitar que no haya un sesgo en el modelo productivo que se basa en el sector servicios, el turismo y la hostelería. Madrid se merece algo más", lamenta.

Los juegos AAA no terminan de despegar en España. 'Castlevania: Lords of Shadow 2' es un ejemplo de las dificultades por las que atraviesan los estudios españoles para lanzar súper producciones. © Proporcionado por El Confidencial Los juegos AAA no terminan de despegar en España. 'Castlevania: Lords of Shadow 2' es un ejemplo de las dificultades por las que atraviesan los estudios españoles para lanzar súper producciones.

Podemos centra su plan de actuación en tres ejes: las ayudas específicas al mercado, la captación de inversión extranjera y una reorientación del modelo productivo. "En lugar de apoyarnos en el turismo masivo e hinchar la burbuja inmobiliaria, que no son sectores productivos, deberíamos reorientarlo a sectores que tengan valor y definan un nuevo modelo que genere empleo en sectores expulsados por la crisis", explica Beirak.

En esa mesa de trabajo en la que se van a sentar los políticos estarán presentes la Asociación de Editores de Vidoejuegos (AEVI) y el Desarrollo Español de Videojugeos (DEV), los dos grandes nombres que reúnen a los mayores nombres de la industria. AEVI, por el lado de los editores, y DEV, que aglutina a los grandes estudios, tienen ante sí la tarea de ponerse de acuerdo cuando en los últimos años no han ido, precisamente, de la mano.

"Lo hemos hecho muy adrede —reconoce Ruiz—. No queríamos sólo las propuestas de DEV, que tienen muchas, pero que no representan a toda la industria. En Catalunya, AEVI llevó una propuesta al Parlament pero lo ideal es que todos los sectores se sienten en la misma mesa para que se pongan de acuerdo". ¿En qué lugar deja eso a los estudios pequeños? Según el libro blanco de DEV, en 2014, un 70% de los 400 estudios españoles tenía menos de diez empleados mientras que los grupos adscritos a esa asociación agrupan a las grandes firmas.

"Los estudios pequeños tendrán que integrarse en AEVI o en DEV o venir 'motu propio', pero no podemos tener a todas las empresas pequeñas por separado porque sería ingobernable. Pero esos estudios de dos personas tienen que estar representados. Hay muchas quejas sobre las condiciones laborales, como algunos técnicos cuyo contrato se rige por el convenio del metal. ¿Qué vamos a hacer si ni siquiera les respetamos?", se pregunta Ruiz.

El PSOE pasa a la acción en el Congreso

La ausencia de gobierno impide que la principal medida que Ciudadanos esgrime para que el videojuego impulse en España, los incentivos fiscales, sea una realidad. Mientras los partidos deshojan la margarita y deciden si Mariano Rajoy será el próximo presidente, el PSOE ya ha movido ficha.

Lo hizo el pasado 28 de julio cuando presentó una PNL en el Congreso de los Diputados en la que instaba al futuro ejecutivo a establecer "una mesa de trabajo permanente en la que participe el Gobierno y los representantes del sector que permita realizar un diagnóstico y establecer un plan específico de desarrollo de la creación y producción del videojuego en España con los objetivos de situar al sector español en una posición de competitividad, impulsar su densidad, hacer sostenibles las empresas ya creadas y poder atraer capital nacional e internacional". 

El último punto de esa PNL vuelve sobre los pasos tomados por Ciudadanos e "insta al Gobierno al establecimiento de medidas fiscales". Unas medidas que no se podrán poner en marcha hasta que la Moncloa tenga nuevo inquilino. Hasta entonces, el videojuego español seguirá a la espera de medidas que le permitan asomar la cabeza en el contexto internacional.

© EFE
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon