Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El diseñador Ron Arad inaugura el Barcelona Design Festival

EL PAÍS EL PAÍS 03/06/2014 Roberta Bosco
El diseñador y arquitecto israelí Ron Arad. © efe El diseñador y arquitecto israelí Ron Arad.

Las sillas construidas con viejos cables de teléfono de Hu.be Studio, los asientos de tierra prensada de Ela Adital, los vestidos con estampados 3D de Frau Blau o la vasija y los objetos de decoración fabricados con restos de café, cáscaras de huevos y frutos secos de Esther Bar. Son algunos de los productos más ingeniosos y originales de los que se presentan en Out of the box, la exposición sobre el diseño de Israel, invitado de honor de la Barcelona Design Week, primer acto del Barcelona Design Festival, que llenará la ciudad de eventos y actividades, hasta el 10 de julio. Tras la larga semana del diseño (hasta el 14 de junio), el otro momento álgido del festival será a partir del día 25 el FADfest, durante el cual se entregarán los premios que reconocen la excelencia en todas las disciplinas del diseño, a los productos entre los más de 500 seleccionados, reunidos en la muestra El mejor diseño del año.

Más allá de lo confuso que resulta el superávit de denominaciones, el macro evento dedicado al diseño, organizado por BCD (Barcelona Centro Diseño) y FAD (Fomento de las Artes y el Diseño) con un presupuesto de un millón de euros, ofrece un intenso calendario de conferencias, encuentros, talleres y exposiciones, especialmente enfocados a la relación entre creatividad, innovación y emprendeduría, que tendrán como centro neurálgico el Disseny Hub Barcelona (DHUB). El diseño sigue siendo la mejor baza de la marca Barcelona en el mundo, además de proporcionar en Cataluña 70.000 puestos de trabajos (que en toda Europa alcanzan los cinco millones y medio) y 12.000 millones de facturación.

La semana del diseño arrancó anoche con la conferencia del célebre diseñador israelí Ron Arad, cuyo trabajo ha sido clave para acortar la distancia entre esta disciplina y el arte propiamente dicho. “Hay que ser responsables y portarse bien con el entorno, intentando superar los límites establecidos. Yo fui un outsider, pero en aquella época Londres era un desierto, si hubiera ido a Milán todo hubiese sido distinto”, aseguró Arad, rodeado por los trabajos que el Design Museum de Holon, el primer museo dedicado al diseño de Israel, ha seleccionado para la muestra, todos muy innovadores y a la vez anclados en las tradiciones ancestrales judías.

Entre las más de 30 actividades destacan una visita en bicicleta por los lugares más representativos del diseño barcelonés, la conferencia de Sophie Thomas sobre el papel estratégico del diseño en la economía circular, donde la regla de las tres R (reducir, reusar, reciclar) se lleva a las máximas consecuencias y el taller de Mark Woodman sobre pronóstico del color, para aprender a identificar los tonos que triunfarán en los próximos años.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon