Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El 'efecto babosa', el genial hallazgo para acabar con el hielo en los aviones

El Confidencial El Confidencial 16/03/2016 Rubén Rodríguez

Investigadores han dado con un nuevo material que podría cambiar el mundo de la aviación. Hasta la fecha, uno de los grandes problemas con el que se encontraban las aeronaves en invierno tenía que ver con el hielo que acumulaban en algunas zonas sensibles, como sus alas, que podía dificultar la capacidad del aparato para volar correctamente. Un nuevo material podría acabar en los próximos años con este mal tan común y tan costoso.

A día de hoy, cada compañía tiene que ingeniárselas para acabar con el hielo en sus aparatos, pues algo tan insignificante como estos bloques congelados adheridos al avión pueden provocar un desenlace fatal en pleno vuelo. Por ejemplo, Iberia cuenta con dos bases de deshielo operativas en Barajas, que trabajan durante las 24 horas para acabar con el hielo y que son capaces de adecuar hasta 300 aviones al día entre las dos. Sin duda, un trabajo realmente costoso.

Pero ahora, esta situación podría cambiar radicalmente. Hoy miércoles, en la 251ª Reunión de la Sociedad Americana de Química, un nuevo producto desarrollado por el Instituto Nacional de Ciencia Industrial Avanzada y Tecnología de Japón podría revolucionar, entre otras muchas parcelas, el mundo de la aviación.

Se trata de una película transparente que se aplicaría sobre las zonas sensibles del avión. Sin mostrar ningún tipo de color, no empieza a funcionar hasta que su sensibilidad a las temperaturas bajo cero la hace actuar. Es entonces cuando aumenta su calor y evita que se forme hielo en la superficie. "Pese a que ya existían algunos recubrimientos, éstos no eran transparentes ni tenían un efecto antihielo suficiente", explica a Teknautas Chihiro Urata, uno de sus investigadores responsables del hallazgo.

Este nuevo descubrimiento está basado, como tantos otros, en el mundo animal. Observando a las babosas, los científicos descubrieron que su cuerpo nunca acumulaba suciedad. Pese a vivir bajo tierra en suelos muy húmedos y sólo salir a la superficie por la noche, no sufrían el más mínimo problema en su piel. El secreto estaba claro: eran capaces de segregar una sustancia, a modo de gel, que hacía caer todo resto de suciedad que pudiera acumular.

Creado a base de silicona, resina y aceites

"Este material está hecho de silicona, resina (polidimetilsiloxano reticulado) y de aceite", confiesa Urata. Sin embargo, también explica que, en este momento, su nuevo descubrimiento tiene un precio elevado: "El revestimiento es muy caro, pues su coste es de unos 72 euros por metro cuadrado. Esto se debe a que las materias primas se importan de EEUU, pero creo que el precio se reducirá considerablemente una vez comience a producirse industrialmente", afirma.

Pruebas con el nuevo material para eliminar el hielo en aviones. (Foto: Chihiro Urata) © Proporcionado por El Confidencial Pruebas con el nuevo material para eliminar el hielo en aviones. (Foto: Chihiro Urata)

Pese a que la idea es aplicarlo en aviones, puede tener múltiples usos: "Se puede usar en paneles sólares, en salidas de calor o incluso en señales de tráfico", asegura Urata. El siguiente pasó será patentar el diseño, y continuar con las pruebas para conseguir que este nuevo recubrimiento tenga una vida de entre 2 y 3 años. A partir de ahí, se seguirá estudiando "la tenacidad, la robustez y la durabilidad del revestimiento" para luchar contra los problemas derivados del hielo.

(Foto: Corbis) © Externa (Foto: Corbis)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon