Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Estado Islámico se apropia de la masacre

Logotipo de El Mundo El Mundo 03/10/2017 FRANCISCO CARRIÓN

La reivindicación del ataque en Las Vegas, lanzada ayer por el autodenominado

Estado Islámico

a través de su agencia de noticias afín Al Amaq, causó incredulidad entre quienes se dedican a desentrañar los movimientos yihadistas. "Es falso. No creo que este tipo sea un terrorista", replica tajante a EL MUNDO Ahmet Yayla, ex jefe de una unidad antiterrorista de la policía turca y experto en extremismo afincado en Estados Unidos. "Con la reivindicación -agrega- solo buscan un objetivo interno, engañar a sus militantes y aumentar su moral con la ilusión de un ataque exitoso en Estados Unidos, que sería un gran golpe".

© Proporcionado por elmundo.es

El IS (Estado Islámico, por sus siglas en inglés) arrancó la misión de apropiarse de la matanza con un escueto comunicado publicado por Al Amaq y difundido a través de los canales habituales en la aplicación de mensajería Telegram. Citando a una fuente de seguridad del califato, la organización calificó a Stephen Paddock de "soldado del Estado Islámico" que había firmado el tiroteo "como respuesta a las llamadas para atacar a los países miembros de la coalición" internacional liderada por Washington que bombardea las cada vez más exiguas posiciones del IS en Siria e Irak.

Minutos después, en una secuencia inusual, Al Amaq despachó una segunda declaración con una precisión: "El atacante se convirtió al islam meses antes del ataque". "Difundieron esa ampliación probablemente anticipando o respondiendo a esa incredulidad", desliza el experto Ayman al Tamimi. "Muchas de las reivindicaciones del IS en Occidente -explica- se vuelven creíbles cuando se aportan más pruebas como vídeos exclusivos de los atacantes que sugieren un contacto previo o la publicación de una declaración oficial de los medios del IS". Y agrega: "El mejor consejo ante cualquier reclamación procedente de Al Amaq es esperar y ver la siguiente prueba".

A pesar de ser el vehículo habitual de sus reclamaciones, Al Amaq no pertenece directamente al

organigrama mediático

de la organización que dirige Abu Bakr al Bagdadi. Un detalle clave que permite reivindicar sin que el grupo ni su cúpula asuman el riesgo ni el desgaste que provocarían una rectificación o un desliz. "El perfil de Stephen Paddock encaja más en el de un nacionalista blanco y no en el de un atacante del IS", señala a este diario Veryan Khan, directora editorial de TRAC (Consorcio de análisis e investigación en terrorismo, por sus siglas en inglés).

Horas después de los dos mensajes oficiales, un comunicado oficial del IS proporcionó supuestos detalles de la conversión de Stephen y su apresurada adhesión al ideario yihadista. Según la organización, el agresor había adoptado el apodo de "Abu Abdul Bar al Amiriki" (el americano, en árabe) y había planeado el tiroteo supervisando el lugar con anterioridad. "Disparó hasta quedarse sin munición matando e hiriendo a unas 600" personas, esbozó la declaración sin proporcionar más detalles.

La vaga reivindicación, sin embargo, desató la celebración de los acólitos del IS en las redes, huérfanos de noticias favorables en los últimos meses. Algunos de los forofos, incluso, amenazaron a quienes desconfiaran de la autenticidad del mensaje. "Hasta ahora ha sido raro el caso en el que, tras una reivindicación del IS, las fuerzas de seguridad no han hallado algún tipo de conexión o correspondencia entre los atacantes y miembros del grupo en el califato", subraya a este diario el estadounidense Michael S. Smith, un experto en la organización yihadista que prepara un ensayo centrado en las operaciones internacionales del grupo.

"Si el agresor de Las Vegas estaba en contacto con miembros del IS, el tiempo en el que se ha producido indica que el

reciente discurso de Al Bagdadi

ha servido de detonante para la operación", recalca Smith. En un mensaje de audio, divulgado el pasado jueves, el autoproclamado califa instó a sus acólitos a "resistir". "Continuad vuestra 'yihad' (guerra santa) y vuestras benditas operaciones. No dejéis que los cruzados descansen en sus hogares y disfruten de la vida y la estabilidad mientras vuestros hermanos están siendo bombardeados y asesinados", exhortó el escurridizo líder.

La sugestiva geografía de Las Vegas no es un lugar ajeno a la propaganda yihadista y cuenta con el antecedente del

ataque a un club gay en Orlando

el pasado año. Su percepción como "capital del pecado" ha alimentado hasta dos vídeos producidos en los dos últimos años por la división mediática de la provincia de Nínive, cuya capital es Mosul, la segunda urbe iraquí arrebatada al IS el pasado julio. En la primera producción, hecha pública en junio de 2016, aparecen calles de la villa estadounidense, entre ellas, el puente peatonal que conduce hasta el Casino. En la segunda, fechada el pasado mayo, los fotogramas incluyen la conocida como Flamingo Road, la Ruta Estatal de Nevada 592, y una versión en miniatura del restaurante cuya estructura imita la torre Eiffel de París junto a las llamadas a atacar de combatientes del IS llegados a Mosul desde EEUU, Canadá, Reino Unido, Bélgica o Rusia. En ambos vídeos, Las Vegas aparece citado como un objetivo suave, fácil de golpear.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon