Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El excanciller alemán Schroeder, presidente de la petrolera rusa Rosneft

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 30/09/2017 Agencias
Gerhard Schroeder, en su comparecencia en San Petesburgo. © OLGA MALTSEVA Gerhard Schroeder, en su comparecencia en San Petesburgo.

El antiguo canciller alemán, Gerhard Schröder, fue elegido ayer presidente del consejo de administración de la petrolera estatal rusa Rosneft, un nombramiento que suscitó duras críticas en Alemania ya que la compañía es objeto de sanciones por parte de la Unión Europea en represalia por la invasión rusa de Crimea de 2014.

El antiguo político, de 73 años, compatibilizará el cargo con la presidencia del gaseoducto Nord Stream 2, un proyecto a cargo de la gasista estatal rusa Gazprom, en una muestra evidente de los estrechos vínculos que unen al excanciller con el presidente ruso Vladímir Putin. De hecho, Schröder reemplaza en el cargo a un asesor personal del líder ruso. Rosneft es la petrolera cotizada de mayor capitalización y el principal activo y fuente de ingresos del Estado ruso.

MÁS INFORMACIÓN

  • El abrazo de Schröder a Putin levanta una polvareda de críticas en Alemania

Puertas giratorias

Bajo su mandato al frente de la cancillería, Schröder aprobó el proyecto del gasoducto que ahora preside, lo que ha reabierto el debate sobre las puertas giratorias.

El exmandatario se mostró agradecido por su nombramiento en la Junta de Accionistas que la petrolera celebró ayer en San Petersburgo. “Estoy contento por la elección aunque aún debo realizar alguna consulta”, admitió Schröder en rueda de prensa. “Utilizaré la experiencia que he acumulado en la esfera política y empresarial para ayudar a la compañía”, dijo posteriormente en un comunicado, en el que se mostró contrario a las sanciones económicas contra Rusia.

“Las sanciones en el sector petrolero se están agravando no por la Unión Europea sino por Estados Unidos. Respecto a las sanciones europeas, deberíamos hablar de un alivio de las mismas en lugar de empeorarlas si hay avances por lo que respecta a Donbas y ese acuerdo ya se ha alcanzado”. El exmandatario se alzó como la representación alemana en la petrolera. “Mis intereses son representar a Alemania y, algo no menos importante, tener buenas relaciones con Rusia”. Una declaración que provocó airadas reacciones en Alemania. El presidente del comité de Exteriores del Bundestag, Norbert Röttgen, aseguró que la presencia de Schröder en el consejo de la petrolera era “completamente reprobable” y que dificultará, aún más, las relaciones entre los dos países.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon