Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El fiscal frena el intento de un 'ladrón en ley' de mandar su causa a Rusia

El Mundo El Mundo 15/06/2014 FERNANDO LÁZARO

La Audiencia Nacional ha frenado en seco otra maniobra rusa, otro intento de la Fiscalía del país de Putin para hacerse con las pesquisas sobre mafiosos originarios de las ex repúblicas soviéticas.

No era la primera vez ni será la última. En este caso, sus peticiones se dirigieron al juez Fernando Andreu, quien accedió inicialmente a la petición de la Fiscalía de aquel país de ceder las pesquisas sobre uno de los más potentes vor zakonen, de los mafiosos rusos. El magistrado quería atender la petición de la Fiscalía rusa. Pero el Ministerio Público español recurrió la decisión y la Audiencia Nacional le dio la razón y acabó con las intenciones de Andreu.

Se trataba de las pesquisas sobre Vladimir Tiourin, considerado en la actualidad uno de los más importantes (algunos creen incluso que es el número uno) de los mafiosos rusos, de los vor zakonen, de los ladrones en ley.

La Audiencia tenía (y tiene) abierto desde 2007 un sumario en el que, entre otros, aparecía Tiourin por su relación con organizaciones criminales. Estaba siendo investigado por blanqueo de capitales para estas tramas en territorio español.

El 2 de noviembre de 2010, Tiourin fue detenido en Rusia en virtud de una orden internacional dictada por el juzgado de Andreu. Las pesquisas avanzaron en España, sólo en España. Rusia concedió la nacionalidad rusa a Tiourin cuando ya estaba detenido. Esa extraña maniobra (una más cuando se trata de acotar las actuaciones judiciales contra los ladrones en ley de las ex repúblicas soviéticas) tuvo la segunda parte cuando, ya concedida la nacionalidad, negó la extradición a España que reclamaba la Audiencia.

Rusia intenta hacer con el sumario

Además, a finales de 2013 la Fiscalía de Rusia comunicó con el juzgado para tratar de hacerse con las riendas de este sumario. No era la primera vez. Desde que España apretó judicial y policialmente contra los mafiosos rusos, los intentos de las autoridades de aquel país de llevarse a Moscú todas las investigaciones han sido constantes.

El juez, el mismo que había arrancado las pesquisas atendiendo los criterios de Anticorrupción y de las Fuerzas de Seguridad, entendió a principios de año que las investigaciones contra Tiourin debían estar en Rusia, en manos de la Fiscalía rusa.

Pero Anticorrupción consideró que ese sumario debía seguir siendo investigado aquí, en la Audiencia, y recurrió ante la sala de lo Penal, que ha avalado el criterio del Ministerio Público español. «Siendo la competencia cuestión de orden público e indisponible, se hace necesario estimar el presente recurso de apelación revocando y dejando sin efecto la cesión de jurisdicción efectuada por el juez instructor a favor de las autoridades rusas», indica la resolución, fechada a mediados de abril. Así, el intento de ceder las pesquisas sobre un de los capos más buscados a Rusia quedó frustrado.

Especialistas en estos asuntos advierten de que en Rusia sería poco probable que las investigaciones sobre este vor zakonen o sobre cualquiera que esté directamente implicado en las tramas rusas pudiera avanzar con solvencia. Las implicaciones de las mafias en los aparatos de la federación rusa son muy importantes. Por eso, para avanzar en las pesquisas es necesario que se investigue desde fuera.

En sus escritos, la Fiscalía desgranaba las relaciones de Tiourin y todo su entorno con empresas tapadera que utilizaba la trama que él mismo dirigía en España. Tiourin, según la acusación, se estableció en nuestro país a finales de los 90 y construyó una organización dedicada a la comisión de varios delitos, entre ellos, el blanqueo de dinero. Nacido en Bratsk en 1958, Tiourin lideraba la trama Bratskaya, dentro del conglomerado de la mafia rusa.

Fue en 1994 cuando Tiourin aterrizó en Moscú donde fue coronado ladrón en ley. A su ceremonia acudieron los entonces ladrones en ley más importantes del mundo: Yaponchik, Kalashov o Usayan... El primero fue asesinado y los otros dos detenidos. Así, Tiourin ascendió en el escalafón. Sus movimientos económicos en España se cuentan por millones de euros, según el relato de la acusación.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon