Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El fiscal general denuncia los “tentáculos de los políticos” en la Administración

EL PAÍS EL PAÍS 04/06/2014 María Fernández
Eduardo Torres-Dulce, junto a la presidenta de la Asociación contra la Corrupción y por la Regeneración Social, Elena Vicente. © EFE Eduardo Torres-Dulce, junto a la presidenta de la Asociación contra la Corrupción y por la Regeneración Social, Elena Vicente.

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha hablado este miércoles de la necesidad de una profunda reforma de las Administraciones públicas para evitar más casos de corrupción. Torres-Dulce enumeró varias acciones que, a su juicio, pondrían coto a los abusos. Apuntó a que en los últimos años se ha dado una "progresiva invasión de asesores", en la administración pública, unida a "la invasión de políticos con sus largos tentáculos", algo que, dijo, ha causado "un daño irreparable", en relación al incremento de la corrupción.

En unas jornadas organizadas por la Asociación contra la Corrupción y por la Regeneración Social (ACCORS) en la sede del Parlamento Europeo en Madrid, el fiscal general también se ha referido a que el Estado necesita "jueces independientes. Sin ellos no es posible que la resolución de conflictos se perciba por la sociedad de una forma justa". Reflexionó que las leyes de transparencia no servirán para nada si no hay una profunda reforma de la administración: "La corrupción dinamita la efectividad del pacto social, lo transforma en algo retórico, en un florero de referencias culturales, debilita el Estado de Derecho y deja sin credibilidad a las instituciones. La corrupción aleja a los ciudadanos del pacto social", aseguró.

Calificó a la justicia como los "cirujanos", de una enfermedad "que hay que atajar con prevención". Pidió refuerzos para la Fiscalía: "Espero que de aquí a final de año el ministerio fiscal promueva tareas de investigación previas a los procesos. Para eso necesito policías y Guardias civiles a disposición de la fiscalía, igual que peritos tributarios".

Antes de comenzar su ponencia, Torres-Dulce se refirió a la posibilidad legal de la celebración de una consulta sobre la instauración de una república en España señalando que "lo que está en la Constitución está en la Constitución y lo que no está no existe en la vida política y social de España. De opciones políticas no opino, no quiero que los políticos interfieran en el mundo judicial y yo tengo respeto absoluto con las decisiones políticas". Sobre la figura del Rey, manifestó total  "respeto, admiración y afecto".

Preguntado por la posibilidad de que el juez  del caso Nóos pueda dictar antes de la proclamación del príncipe Felipe algún auto sobre la infanta Cristina, el fiscal general aseguró que desde la Fiscalía no tienen "ningún miedo al lobo feroz judicial". "Que el juez tome las decisiones que de acuerdo con su visión del proceso tenga y el resto de las partes, si estamos de acuerdo manifestaremos nuestro asentimiento y si no formularemos los recursos pertinentes, como hemos ido haciendo a lo largo del procedimiento en el que muy mayoritariamente hemos coincidido con el criterio del juez instructor", José Castro.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon