Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El fiscal ordena a los Mossos que acudan a todos los colegios electorales en busca de urnas

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 25/09/2017 Óscar López-Fonseca
Oficiales de los Mossos d'Esquadra acordonan una manifestación de extrema derecha en Barcelona. © Emilio Morenatti Oficiales de los Mossos d'Esquadra acordonan una manifestación de extrema derecha en Barcelona.

El fiscal superior de Cataluña, José MaríaRomerode Tejada, ha remitido al jefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, la primera orden directa para que actúe contra la preparación del referéndum del próximo 1 de octubre. En una instrucción de cuatro folios, el máximo representante del ministerio público encarga al mayor de la policía autonómica que sus agentes acudan a todos los institutos de Enseñanza Superior (IES) que, según un mensaje en las redes sociales del presidente Carles Puigdemont, van a ser utilizados como colegio electorales en la consulta suspendida por el Tribunal Constitucional. Quiere que se interrogue a los máximos responsables de los mismos para saber si han recibido instrucciones de la Generalitat para que entreguen las llaves y la contraseña de las alarmas de los mismos y, también, que intervengan de manera "inmediata" cualquier material para la votación, como "papeletas, urnas, listados de votantes, ordenadores, etcétera".

MÁS INFORMACIÓN

  • El fiscal general dice que la detención de Puigdemont es una opción “abierta”
  • Zoido comunica el traslado de Policía y Guardia Civil “para apoyar a los Mossos en el mantenimiento del orden”
  • El juez ordenó al jefe de los Mossos garantizar la salida de la comitiva judicial de la sede de Economía

El escrito, fechado este lunes, llega a enumerar cuáles deben ser las preguntas que deben realizar los agentes a los responsables de los centros e, incluso, qué advertencias tienen que realizar a estos. Así, el fiscal indica que los Mossos deben presentarse en todos los colegios supuestamente elegidos para ser centros de votación e identificar al responsable del mismo "con constancia del puesto que ocupa y de la fecha de sus nombramiento". Inmediatamente después, esta persona debe ser interrogada como testigo para que indique si ha recibido "alguna comunicación" de los responsables de Educación del Govern "solicitando su colaboración" para celebrar el referéndum.

"En caso afirmativo -continúa el escrito de Romero de Tejada- deberá hacer entrega de cuanta documentación posea en relación con estos hechos". La nota aclara que si el testigo asegura que dichas instrucciones las ha recibido por escrito, deberá precisar "la identidad de su interlocutor o interlocutores". También ordena que, en caso de que hubieran recibido algún tipo de material electoral, como urnas, "se procederá a su inmediata intervención" por parte de los Mossos.

El fiscal -que enumera de modo muy detallado todos y cada uno de los pasos de los policías en esta diligencia- añade que durante el interrogatorio los responsables de los centros deberán advertir que si hubieran entregado las llaves y las claves de seguridad del edificio "a cualquier persona privada o pública incluida la administración educativa podrá ser considera un acto de colaboración en los delitos de desobediencia, prevaricación y malversación de causales públicos", con las consiguientes responsabilidades "penal y civil".

En este sentido, el escrito detalla que "distintas fuentes del ámbito de educación, entre ellas CC. OO." habían alertado que los Servicios Territoriales del Departamento de Enseñanza de la Generalitat habían contactado con la dirección de los centros para pedirles que introdujeran las llaves y la contraseña de la alarma de seguridad de edificio "en un sobre" y lo depositaran en una de las diez oficinas de dicho servicio territorial "el viernes 29, dos días antes del 1-O. A cambio se les entregará un recibo". Por ello, Romero de Tejada quiere que los Mossos les adviertan de que de haberlo hecho ya o si supiera que la Generalitat contaba con un duplicado de las llaves, deberán "impedir la apertura sin su autorización, así como la de denunciar a la policía la presencia en su centro de personas ajenas al mismo".

El escrito añade que los agentes también deben comunicar a los encargados de los colegios que "es rotundamente falsa y sin fundamento legal " que cualquier comunicación administrativa sobre la entrega de las llaves les exima de responsabilidad legal. Finalmente, pide que también se les advierta de que si reciben "cualquier tipo de amenaza, coacción o presión para ceder el control del local por cualquier autoridad, funcionario o particular deber ser inmediatamente puesta en conocimiento de la Fiscalía".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon