Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El freno de las exportaciones duplica el déficit comercial en el primer trimestre

EL PAÍS EL PAÍS 30/05/2014 Álvaro Romero
Varios contenedores en una estación de transbordadores. © Proporcionado por ElPais Varios contenedores en una estación de transbordadores.

El freno en el músculo exportador de España durante el primer trimestre del año tuvo su reflejo en la balanza comercial, que registró un déficit de 5.096 millones. Este balance prácticamente supone duplicar el saldo con el que la economía española arrancó 2013. El desfase entre lo que las empresas, familias y administraciones españolas compraron fuera y lo que vendieron en el extranjero agrandó a su vez el agujero de la balanza de pagos, que sufrió un déficit de 8.227 millones en el mismo periodo.

Los datos que ha publicado este viernes el Banco de España muestran que, solo en marzo, la balanza comercial sufrió un déficit superior a los 2.000 millones en marzo cuando, en el tercer mes de 2013 presumió de su primer superávit en décadas con un excedente de 763 millones. El supervisor explica que la diferencia fue fruto de "un mayor aumento de las importaciones que de las exportaciones (17,8% y 3,7% interanual, respectivamente)". El propio Gobierno reconoció este mismo jueves al analizar los datos de contabilidad nacional del primer trimestre que la fortaleza del euro y al frenazo de los emergentes.

La balanza de turismo y viajes, por su parte, apenas varió con respecto al saldo de 2013 al contabilizar un superávit de 2.100 millones. Con ello, la balanza de pagos, que muestra el saldo de las operaciones de bienes, servicios y transferencia entre España y el resto del mundo, sufrió un déficit de 1.845 millones en marzo.

Por su parte, el saldo de la cuenta de capital, apartado que entre otros conceptos recoge las transferencias de capital procedentes de la UE, contabilizó un superávit de 1.600 millones de euros, superior al registrado en marzo de 2013, cuando apenas llegó a los 300 millones.

Con estos mimbres, el saldo agregado de las cuentas corriente y de capital, que aproxima la capacidad o necesidad de financiación de la economía española, volvió a ser negativa en el primer trimestre. En concreto, la necesidad de financiación se situó en 6.200 millones, frente a los 2.900 millones del mismo periodo de 2013.

Los datos de la cuenta financiera excluido el Banco de España, reflejan unas entradas netas de capital por valor de 2.600 millones de euros frente a unas salidas netas de 4.100 millones en el mismo mes del año anterior.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon