Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El fuego bacteriano daña 40 parcelas de frutales en Lleida

La Vanguardia La Vanguardia 06/06/2014 null

Lleida. (Europa Press).- El fuego bacteriano, una enfermedad de los árboles de pepita, como manzanos o perales, causada por la bacteria Erwinia amylovora, ha dañado este año frutales de cuarenta parcelas de Lleida en Aitona, Alguaire y Serós, según ha avanzado a Europa Press la Conselleria de Agricultura.

Según el subdirector de Agricultura, Joan Godia, se trata de pocos árboles repartidos en unas cuarenta parcelas a consecuencia del rebrote de dos de los focos detectados el año pasado, el de Alguaire y el de Serós, y que éste último ha afectado también a árboles de Aitona.

Godia ha insistido en que los árboles afectados ya están arrancados y que el Departamento continúa con su política de erradicación para que Catalunya siga siendo zona libre de fuego bacteriano, un esfuerzo en que según sus palabras no ayuda que otras comunidades como Aragón "convivan con la enfermedad".

Por su parte, el sindicato Unió de Pagesos ha pedido este viernes a las grandes empresas, a las cooperativas de fruta dulce y a las asociaciones de productores que se impliquen en las tareas de prospección que realizan las Agrupaciones de Defensa Vegetal (ADV) para erradicar los focos de fuego bacteriano que todavía hay en las zonas de fruta dulce de Lleida y que el sindicato considera "provenientes de la Franja".

El sindicato recalca que algunas de estas empresas frutícolas con más medios deberían colaborar en la prevención y lucha de la plaga y aportar técnicos propios teniendo en cuenta que el departamento de Agricultura subvenciona la totalidad de los honorarios de los técnicos de las ADV por llevar a cabo este trabajo.

La organización aclara en su comunicado que hay grandes empresas como Actel o Fruits de Ponent que sí colaboran.

El total de técnicos que están aportando las ADV de Lleida para hacer las tareas de prospección para detectar focos de fuego bacteriano es de nueve, y sumados a los del Departamento sólo pueden cubrir el 20% de la superficie total de cultivos de pera y manzana que en la demarcación de Lleida, apunta Unió de Pagesos.

El sindicato aclara que el fuego bacteriano no tiene ningún efecto sobre las personas pero afecta gravemente a los cultivos de manzana, pera, níspero y membrillo, además de árboles ornamentales y señala que los efectos pueden ser muy graves en el caso del peral, ya que produce la muerte del árbol en poco tiempo.

La propagación de la plaga mermaría gravemente el potencial exportador de fruta, según Unió de Pagesos que recuerda que Catalunya tiene el 37% de la superficie de fruta de semilla de todo el Estado y produce el 50%.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon