Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El fulgor del Madrid, el reto del Valencia y las sombras del Barça

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 25/05/2014 Robert Álvarez

El Real Madrid se siente legitimado tras su maravillosa temporada liguera al tiempo que desea reivindicarse, en la medida de lo posible, después de su segunda derrota consecutiva en la final de la Euroliga. El Valencia ha mantenido igualmente un ritmo infernal, ha ganado la Eurocopa y desea continuar haciendo historia con un título que no figura en sus vitrinas. El Barcelona se aferra a su única tabla de salvación tras su tortuoso camino liguero, su chasco copero con el triple en el último segundo de Llull y su batacazo en la semifinal de la Euroliga con un tremendo revolcón ante el Madrid (100-62). Y así, hasta ocho, que son los sobrevivientes que, a partir del próximo jueves, empezarán la lucha por el título de la Liga Endesa en unos playoffs en los que ya no valen dilaciones ni medias tintas.

Treinta cuatro jornadas, 306 partidos y siete meses y medio de competición desembocan en dos últimas encrucijadas. El Real Madrid, que se ha ganado el derecho a jugar ante sus tres posibles rivales con el factor cancha a favor, empezará ante el CAI Zaragoza. Por su lado del cuadro circulan el Unicaja y el Herbalife Gran Canaria. Por el otro lado, el Valencia, se enfrentará al Cajasol, mientras que el Barcelona arrancará ante el Laboral Kutxa en unos cuartos de final que se disputan al mejor de tres partidos.

El Real Madrid ha ganado y ha divertido como pocas veces y ha establecido un récord desde la temporada 1996-1997, en que la competición empezó a disputarse con el actual formato. Su balance es abrumador: 32 triunfos y dos derrotas, tras su trabajada victoria en la última jornada ante el Unicaja, en el Martín Carpena (83-86). De las ocho ocasiones en las que el Madrid fue primero en la Liga Regular, seis ganó el título, la última, la pasada temporada, en la final ante el Barcelona.

El rival del Madrid en los cuartos de final es el mismo al que eliminó (3-0) en las semifinales de la pasada temporada. El equipo que dirige José Luis Abós ha vuelto a cuajar una notable temporada. Pese a que perdió una pieza tan importante como el pívot georgiano Shermadini, ha mantenido un buen nivel, liderado por su compatriota Sanikidze y el base mallorquín Llompart.

El Unicaja, después de una temporada convulsa en algunas fases, especialmente tras llevarse un chasco en la Copa, en la que siendo el anfitrión fue eliminado a las primeras de cambio por el CAI Zaragoza, deberá rendir a su mejor nivel para deshacerse del casi siempre competitivo Herbalife Gran Canaria. El equipo de Pedro Martínez se ha recuperado de su racha de derrotas con seis triunfos consecutivos y ha concluido con el mejor balance de su historia: 22 victorias.

El Valencia ha subido el listón de su juego y de sus resultados, como solo una vez se le recordaba, cuando fue finalista en 2003 con un equipo en el que formaban Nacho Rodilla, Hopkins, Paraíso, Oberto, Tomasevic y Luengo, entre otros. De la mano de Velimir Perasovic, el equipo valenciano ha conseguido una segunda posición en la fase regular que, sobre el papel, le remite a una semifinal contra el Barcelona y con el factor cancha a su favor. Doellman se ha erigido en el líder del único equipo que ha vencido esta temporada en la cancha del Real Madrid y que solo perdió por un punto en la del Barcelona. El primer rival del Valencia es el Cajasol. La escuadra de Aíto García Reneses —homenajeado ayer en el Palau Blaugrana tras haber cumplido recientemente mil partidos en la Liga—, cuenta con un par de jugadores jóvenes y muy codiciados, el base checo Satoranski y el ala-pívot letón Porzingis.

El Barcelona cerró su trayectoria en la fase regular con victoria ante el Cajasol (88-70) en un encuentro en el que brilló Abrines, con 29 puntos y ocho triples. El equipo de Xavi Pascual se ha mostrado muy irregular y ha sumado siete derrotas en la Liga. Ha repetido su tercera posición final en la fase regular, como la pasada campaña. Entonces se benefició del tropiezo del Laboral Kutxa ante el Gran Canaria en los cuartos de final. Precisamente el equipo de Vitoria será ahora el rival del Barcelona en unos cuartos de final prometedores.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon