Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Gobierno, contrario a entregar a los dos escritores reclamados por Erdogan

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 28/09/2017 Miguel González, Óscar López-Fonseca
Manifestación en favor de Hamza Yalçin en Estambul tras su arresto en Barcelona © Ozan Kose /AFP Manifestación en favor de Hamza Yalçin en Estambul tras su arresto en Barcelona

El Gobierno está decidido a rechazar la extradición de los escritores de origen turco Hamza Yalçin y Dogan Akhanli, detenidos en agosto pasado por la policía española y reclamados por el régimen de Erdogan, que los acusa de delitos de opinión y vínculos con el terrorismo. El Ministerio de Justicia, que inicialmente apostaba por dar vía libre al proceso de extradición a la espera de que se pronunciara la Audiencia Nacional, ha cambiado de postura, según fuentes gubernamentales, y propone ahora rechazar la demanda de las autoridades turcas. La decisión podría adoptarla este mismo viernes el Consejo de Ministros.

MÁS INFORMACIÓN

  • Entre la espada de Erdogan y la pared de Merkel
  • Interpol señala, y España detiene
  • Extradición injustificada
  • “España actúa como si Turquía fuera una democracia”

La ley de extradición pasiva de 1985 prevé que las demandas de extradición sean examinadas en dos ocasiones para el Gobierno. En la primera, el Ejecutivo debe dar luz verde a que la Audiencia Nacional tramite el procedimiento; en la segunda, decide si se materializa la entrega aprobada por los jueces. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, había adelantado que la extradición seguiría adelante si  la documentación remitida por las autoridades turcas estaba en regla, sin entrar en el fondo del asunto.

Sin embargo, la detención en España de Yalçin y Akhanli, en aplicación de una orden dictada por Ankara a través de Interpol, provocó un ola de solidaridad internacional y llevó a intervenir ante Rajoy a la propia canciller alemana, Angela Merkel. Mientras Akhanli fue liberado a las 48 horas de su detención, con la obligación de permanecer en España hasta que se resolviera su expediente, Yalçin permanecía en la cárcel de Brians 1 (Barcelona) desde el pasado 3 de agosto hasta que el juez Ismael Moreno ordenó este jueves su puesta en libertad, con la obligación de comparecer semanalmente en el juzgado, estar localizable, entregar el pasaporte y no poder salir de España sin permiso judicial.

El juez, que inicialmente decretó prisión incondicional para Yalçin por su falta de arraigo en España, justificó su excarcelación por el hecho de que el escritor cuenta ahora con un domicilio facilitado por la asociación de escritores PEN Catalá en colaboración con el Ayuntamiento de Barcelona.

Yalçin, exiliado en Suecia desde 1984, es un periodista muy crítico con Erdogan. al que se acusa de haberlo insultado en un artículo publicado en 2016 en la revista Odak, mientras que Akhanli, residente en Alemania desde 1991, es conocido por denunciar el genocidio armenio, que más de un siglo después sigue siendo tabú en Turquía.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon