Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"El gobierno español tiene que apostar más por el sector del videojuego"

La Vanguardia La Vanguardia 13/06/2014 Neus Palou

Raúl García trabaja en marketing y juega a les videojuegos desde pequeño. Daniel del Olmo es profesor y también se ha pasado la vida interesado en el mundo del videojuego. Hace cuatro años se conocieron a través de internet porque los dos tenían una forma muy similar de pensar, escribir y entender los videojuegos. Ahora los dos juntos escriben un blog en La Vanguardia.com titulado Pixel Art, en el que divagan sobre cómo la sociedad ve y vive el mundo del videojuego. Además, son los creadores del portal Zehngames.com que se está convirtiendo en un sitio de referencia para los entendidos en el sector. 


¿Cómo empezaron a jugar a videojuegos?

Daniel: Eso viene por transferencia. Yo he jugado a videojuegos porque mi tío jugaba a videojuegos, y los amigos traían una Gameboy a clase o iba a sus casas y jugabas a sus videojuegos. Al final llegó un día que pedí una consola por reyes y, como me había portado bien y sacaba buenas notas, me la trajeron. La primera consola que tuve fue una NES de Nintendo.

Raúl: Yo tenía un vecino que su tío era el propietario de una empresa de hardware aquí en Barcelona, de las primeras que hubo, y cualquier ordenador que le sobraba se lo daba al sobrino para que jugara. Recuerdo que un día me contó que tenía una cosa para jugar que era como una recreativa, pero no era una recreativa. Era un sucedáneo del Space invaders, un típico juego de esos que bajan los marcianitos y tienes que dispararles con un cañón. Me acuerdo que nos pasamos toda una tarde jugando a eso. Luego ya pedí una por reyes, una NES de Nintendo.

¿Cómo ven la evolución del mundo del videojuego en nuestro país?

Raúl: El videojuego ha tenido una evolución curiosa. Cuando empezamos a jugar lo teníamos como una cosa más, un pasatiempo más. Por aquel entonces tú jugabas al fútbol o salías con los amigos y en tus horas muertas te ponías a jugar con los videojuegos, es decir jugabas a videojuegos al igual que te ponías a leer o ibas al cine. Ahora todo esto se ha girado, el videojuego ha empezado a nutrirse de otras formas de expresión y ya tiene su propio lenguaje. Ahora un videojuego puede transmitir igual que una película o un cuadro. Estamos en un momento que hay otra forma de interactuar con el videojuego.

En España, el videojuego tuvo un boom en los años 80, que es la famosa edad de oro del software español, con los 8 bits, y cuando hubo el salto a los 16 bits se acabó. En esa época de los 8 bits en España había gente que hacía sus propios videojuegos como aficionados; empezaron a ganar dinero vendiéndolos, pero no los reinvirtieron ni tampoco generaron nuevos modelos de negocio. Después de esa época en España hubo un parón, ahora hemos vuelto a esa época y mucha gente ha vuelto a crear sus propios videojuegos. Hay chavales que hacen los suyos propios en casa y que estudian para ello. Se ha vuelto un poco a sus años iniciales, pero con la tecnología y los medios actuales. Creo que ahora estamos en un momento muy interesante para el sector en nuestro país.


¿Cómo empezaron a hablar y escribir sobre videojuegos?

Raúl: En mi caso siempre me ha gustado escribir y hace unos cuatro años mi primo se montó una revista cultural y me pidió si podía escribir una sección de videojuegos. La revista no funcionó y, a partir de ahí, decidí abrir un blog y 'vomitar' mis opiniones sobre videojuegos. Con el blog conocí a mucha gente y un día coincidí con él (Daniel). Él tenía un blog muy similar al mío y empezamos a hablar, a compartir opiniones y…, hasta hoy, hasta que dimos el paso de montar algo juntos.

Daniel: En mi caso empecé a escribir por desahogo. Yo ya escribía mucho porque me gusta desde pequeño y un día un amigo me propuso montar un blog de videojuegos con él. Pasó un año y, como aún no habíamos hecho nada con el amigo, lo monté yo solo. Lo monté no muy convencido, porque pensaba que lo que escribiría no le iba a interesar a nadie. Un día alguien me dijo que le gustaba lo que yo escribía y cliqué en su imagen y me llevó a su blog (blog de Raúl). Entonces vi que lo que él escribía se parecía mucho a lo que escribía yo. Un día quedamos, nos tiramos ocho horas hablando sin parar y ahí nació lo que ahora es Zehngames.


¿Cómo nació el blog Pixel Art?

Daniel: Yo soy lector de La Vanguardia y vi que en su web no tenían una sección dedicada al videojuego. Llamé a Raúl y se lo comenté y decidimos enviar un mail con una propuesta. La propuesta les gustó y empezamos a escribir 'Pixel Art'.

Raúl: Además, veíamos que podíamos escribir de una forma diferente a lo que escribíamos en Zehngames. Es decir, es un espacio más íntimo y que los artículos van más ligados a un concepto del videojuego en la sociedad o la educación.


¿Qué es Zehngames?

Raúl: Zehngames empieza como una revista digital interactiva. Ahora hace tres años que empezamos a pensarlo y, de hecho, el número cero de la revista existe. El nombre es zehn, que en alemán significa diez, y nuestra forma de enfocarlo era buscar aquellos juegos que para nosotros tenían algo que les hacia ser un diez. No existe el videojuego perfecto porque es un sector que está en continua evolución, pero hay videojuegos que tienen un punto que sólo por eso vale la pena jugarlos. Aparte de eso el zehn, o diez, hacia referencia en que en cada revista venían diez juegos analizados desde una perspectiva más ensayística y no tan análisis clásico sectorizado por gráficos, jugabilidad, sonido… Aparte, el zehn también era porque los textos eran un poco largos y tenías que leerlos zen -vaya, con calma-; no eran textos que se pudieran leer en diagonal. Tenemos nuestra propia forma de escribir y somos muy exigentes, y claro, la gente que empezó la revista con nosotros nos dijeron adiós.

Daniel: Yo me exijo mucho a mí mismo y quiero la gente que escribe conmigo se exija lo mismo o más. Entonces, los que colaboraban en Zehngames nos enviaban un texto y nosotros les decíamos que estaba bien pero…. Siempre les hacíamos hacer cambios. Claro, al final no salió y todo el material se quedó en una carpeta de nuestro escritorio.

Raúl: Entonces decidimos abrir un blog, porque era un formato que conocíamos y empezamos teniendo claro que estaríamos solos toda la vida porque nuestra idea era muy especial. Empezamos a caminar y poco a poco se fue sumando gente, y ahora el núcleo duro somos diez y tenemos colaboradores esporádicos. Ahora, ha cambiado mucho desde la idea original.

¿En que se ha convertido Zehngames?

'El gobierno español tiene que apostar más por el sector del videojuego' © LaVanguardia.com 'El gobierno español tiene que apostar más por el sector del videojuego'

Daniel: Hemos ido a buscar gente que entiende sobre historia para hablar de un videojuego de temática histórica, o un filosofo porque queríamos que hablase de filosofía de videojuegos. Yo también me he especializado cada vez más en hablar de educación y videojuegos porque me siento más cómodo.

Mucha gente nos comenta que Zehngames es la última página de videojuegos que visitan al día después de pasar por las páginas de información más comercial. Se informan y después vienen a buscar el articulo más de opinión a Zehngames.

Raúl: En España hay cuatro plataformas web con un grupo editorial detrás que viven de ser los primeros en colgar la noticia. Nosotros sabíamos que no podíamos competir con esta gente así que buscamos un camino alternativo, un camino que ya nos gusta, así que no nos hemos tenido que forzar. Si nos dedicásemos a hablar sobre actualidad de videojuego perderíamos lectores porque la gente no viene a eso, para informarse ya se van a las webs grandes.


¿Cómo ven el futuro del videojuego?

Daniel: El videojuego está en un punto muy interesante (vuelve a estar en un punto muy interesante). Yo creo que o se da un paso para adelante o perdemos pistonada. China ya se está abriendo al mercado y se va a comer el sector del videojuego. El gobierno de España tiene que apostar más por el sector del videojuego. Aquí hay mucha gente estudiando carreras, postgrados, o doctorados sobre videojuegos y estamos en un momento muy dulce del sector. Si se hacen las cosas bien tendremos un mercado muy importante.

Raúl: Ahora aquí hay muchos jóvenes que se encierran en casa con un amigo y desarrollan su propio videojuego. Estos chicos ahorran para ir a presentarlo en Japón o en Estados Unidos porque aquí no hay muchas posibilidades. Estas son historias que están pasando ahora mismo en España.

Daniel: ¡Hay 103 estudios de videojuegos que se han creado en los últimos tres años aquí!

Raúl: Hay juegos hechos por gente de aquí que son los más descargados en Apple Store.

Daniel: Vamos a buscar a Silicon Valley y lo tenemos aquí.

--

Raúl García y Daniel del Olmo son coautores del blog cultural de videojuegos -donde confluyen otras formas de expresión- Pixel Art en La Vanguardia.com.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon