Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Gobierno no puede hacerse cargo del Palacio de Congresos de Madrid

La Vanguardia La Vanguardia 02/06/2014 null

Madrid, (EUROPA PRESS).- El Gobierno reconoce que el Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid requiere de una "cuantiosa inversión" para adaptar el edificio, construido en 1970, a las exigencias de los Documentos Básicos del Código Técnico de la Edificación de 2006, algo que "en estos momentos" no está en disposición de acometer.

Así lo dice en respuesta a la portavoz de UPyD en el Congreso, Rosa Díez, que registró una pregunta parlamentaria para saber cuándo se reabrirán las instalaciones, cerradas desde finales de 2012 y que arrastran unas pérdidas de ingresos de 5 millones de euros anuales por la paralización de la actividad a los que se sumarían unos 2 millones de gasto de mantenimiento y nóminas de sus 38 empleados. Un coste "cuestionable" cuando "la inversión en rehabilitar el edificio puede amortizarse en pocos ejercicios", según la dirigente magenta.

En su respuesta, el Ejecutivo recuerda que tras la decisión de Turespaña de cerrar el edificio del madrileño paseo de la Castellana a finales de 2012, se solicitó una licencia de obras a la Junta de Distrito de Tetuán para realizar las "actuaciones puntuales" que permitieran "mejorar la funcionalidad y la seguridad" de las instalaciones.

El organismo municipal contestó a dicha petición con un informe en el que se exigía la presentación de un proyecto técnico que recogiera los cambios necesarios para cumplir con el Código Técnico de la Edificación en relación con la seguridad en caso de incendio, la seguridad de utilización y accesibilidad, el ahorro de energía, la salubridad, la media y baja tensión, la climatización, la fontanería, los ascensores y la protección del medio ambiente.

Así, las inversiones que se han realizado durante los últimos años permiten que las exigencias en materia de ascensores y de media tensión "cumplan con la normativa vigente". Sin embargo, "debido a la estructura del edificio, no es fácil el cumplimiento sin más de los requisitos contenidos en los Documentos Básicos del Código Técnico de la Edificación", señala.

"Como consecuencia, es necesaria una cuantiosa inversión para producir esa adaptación de un edificio diseñado con otros requerimientos a las condiciones actuales exigidas por la normativa. Por tanto, no se trata de obras que supongan un coste mínimo, sino de una cuantiosa inversión que, en estos momentos, no es posible abordar", admite el Ejecutivo.

En cualquier caso, asegura que Turespaña está trabajando en "la determinación de nuevas posibilidades de gestión del Palacio que permita a la ciudad contar con una infraestructura de calidad para la prestación de servicios en condiciones de funcionalidad y seguridad de acuerdo con la normativa vigente", sin precisar no obstante cuáles son esas posibilidades.

Cierre temporal

Turespaña decidió cerrar "temporalmente" las instalaciones del Palacio de Congresos a finales de 2012, con la intención de "poner al día" el edificio, subsanando algunas "deficiencias" en materia de autoprotección y seguridad.

Aunque en un primer momento calculó que las obras estarían terminadas el 31 de enero de 2013 y que el cierre duraría unos tres meses, la petición de más documentación por parte de la Junta de Tetuán obligó a prorrogar la medida, que en octubre de 2013 se convirtió en indefinida.

Así, en marzo de este ejercicio el Ejecutivo respondía a otra pregunta sobre este asunto señalando que sería necesario hacer una "rehabilitación integral" de las instalaciones, aunque aún no podía aclarar quién llevaría a cabo los trabajos, cuánto costarían y cuándo se podría reabrir el Palacio.

En paralelo, se ha iniciado un procedimiento de concesión de servicio público para la explotación de las infraestructuras, lo que a juicio de los sindicatos y del PSOE abre la puerta a su privatización para ahorrar costes.

De hecho, el diario 'El País' informaba en octubre de 2013 de la posibilidad de que Turespaña llevara a cabo un proyecto de remodelación del Palacio, incluyendo en él una galería comercial, tiendas de lujo y empresas de servicio, lo que requeriría de trámites mucho más largos y complejos, y retrasaría por tanto aún mas la reapertura del edificio.

En todo este ínterin, la Dirección General del Instituto de Turismo de España decidió, el pasado mes de marzo, destituir al anterior director del Palacio, José María Bethencourt, aunque desvinculaba la medida del retraso de las obras y lo circunscribía a un relevo "habitual" decidido por la directora general de Turespaña, Marta Blanco.

Así, la intención del organismo era que a Bethencourt, funcionario de Turespaña y exvicesecretario general de Presidencia en el Gobierno de José María Aznar, se le asignaran "nuevas tareas y funciones", aunque en ese momento no se precisó ni su destino ni su sustituto. Fuentes de Turespaña han indicado a Europa Press que finalmente se ha encomendado la gestión del Palacio a un funcionario del organismo y que no se ha nombrado nuevo director.

De hecho, la página web de está inhabilitada y únicamente muestra un mensaje recordando que su actividad comercial "se encuentra suspendida debido a las obras de remodelación integral que precisa para asegurar la seguridad y el cumplimiento de la normativa" y que "la prestación de servicios se reanudará en cuanto está concluida dicha remodelación".

El Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid, inaugurado en 1970, cuenta con una superficie total de casi 40.000 metros cuadrados, incluyendo un auditorio con aforo para casi 2.000 personas, salas de reunión para un máximo de 400 personas y una superficie destinada a exposiciones de más de 3.000 metros cuadrados.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon