Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Gobierno prorrogará el presupuesto y prevé aprobar el de 2018 en enero

Logotipo de El Mundo El Mundo 26/09/2017 MARISOL HERNÁNDEZ, MARISA CRUZ

El Consejo de Ministros no aprobará los presupuestos del próximo año el viernes y, en consecuencia, no podrá enviarlos en plazo al Congreso. El Ejecutivo da por hecho que deberá prorrogar los actuales aunque sea sólo unos días. El ministro de Hacienda,

Cristóbal Montoro

, ha confirmado que por ahora no comenzará la tramitación parlamentaria de las cuentas de 2018 porque "no tenemos la seguridad en los apoyos", ha dicho en referencia a la necesidad de contar con el voto de otros grupos parlamentarios. Un Gobierno "en minoría", ha explicado en los pasillos del Senado, "está obligado a recabar los apoyos y no los tenemos". En estos momentos el

PNV

, con la situación de

conflicto institucional en Cataluña

, no es partidario de abordar la negociación de las cuentas del próximo año. Esta es la razón que obliga al Gobierno a retrasar su aprobación, en contra de lo que había previsto.

Montoro ha abierto la posibilidad de que se aprueben de manera definitiva "a principios de enero" de 2018 pero, aunque según este calendario, se trata sólo de un retraso de unos días, esta circunstancia obliga al Ejecutivo a prorrogar los actuales. El límite para aprobarlos y presentarlos en el Congreso expira el sábado. Fuentes gubernamentales apuntan a que si pudieran enviarse en un par de semanas aún sería posible aprobarlos definitivamente antes de fin de año. Pero el ministro no ha dado fuelle a esta opción y se ha referido en todo momento a que el Congreso los apruebe en enero. Por ello se ha esforzado en transmitir que no hay un "vacío legal" porque los de 2017 quedan "automáticamente prorrogados".

El ministro de Hacienda no ha querido situar el foco en el PNV y ha apelado a la responsabilidad de otros grupos, en alusión al

PSOE

. Incluso ha asegurado que no tienen que ser "los mismos socios" pero ha apuntado, como modo de ejercer presión a los nacionalistas vascos, que las cuentas del próximo año incluyen mejoras y subidas de sueldo a los funcionarios.

Poco antes, la vicepresidenta del Gobierno,

Soraya Sáenz de Santamaría

, prácticamente ya lo había avanzado también en los pasillos del Senado. El Ejecutivo, ha indicado, "sigue negociando" para enviar los Presupuestos de 2018 a las Cámaras pero que los mandarán "cuando haya avances que nos permita vislumbrar que se van a aprobar con éxito".

Sáenz de Santamaría ha señalado que "estamos trabajando en la negociación" pero no ha ofrecido más datos. Ha insistido en que el objetivo es que salgan adelante en el Congreso y ha apuntado a las declaraciones algo después de Montoro.

Pero por la mañana el

PP

ya había sugerido en el Congreso que el Gobierno podría no aprobar los Presupuestos de 2018 el viernes, cuando vence el plazo legal para enviarlos a la Cámara y comenzar su tramitación legislativa. El portavoz popular,

Rafael Hernando

, ha defendido, sólo unos días antes de que expire el límite -fijado en el próximo 30 de septiembre- que "no es necesario marcarse una fecha porque lo importante es que lleguen con acuerdo político y social suficiente". Lo importante, ha recalcado, es que estén aprobados antes del 31 de diciembre.

Fuentes populares explican que siguen vigentes las mismas razones que hace una semana llevaron al ministro de Hacienda a anunciar que el Consejo de Ministros no aprobaría el viernes (el pasado) los Presupuestos y que esperaría 7 días más. Ahora, el retraso ya es definitivo.

En primer lugar, la situación política en Cataluña. La tensión política por la convocatoria del

referéndum ilegal del 1-O

y la respuesta del Gobierno ha alejado al PNV de

Mariano Rajoy

hasta el punto de que necesita marcar distancias como socio parlamentario. Los nacionalistas vascos han sido unos de los puntales fundamentales para que el Ejecutivo haya podido

aprobar las cuentas de 2017

, al votar junto al PP,

Ciudadanos

, Coalición Canaria y Nueva Canarias. Ahora, arguyen que necesitan tiempo. En segundo lugar están las negociaciones con los sindicatos sobre subida de los salarios y recuperación del poder adquisitivo que el Gobierno está cerrando.

Estos dos motivos siguen sobre la mesa. Especialmente el primero. El Gobierno ya lo reconoce sin ambages. No cuenta con el respaldo necesario después de que el PNV le haya dado largas. La Constitución en su artículo 134 establece que "el Gobierno deberá presentar ante el Congreso de los Diputados los Presupuestos Generales del Estado al menos tres meses antes de la expiración de los del año anterior". Fuentes populares ya advertían esta mañana de que existen precedentes en la Cámara de otros años en que se presentaron más tarde. Montoro prácticamente ha hecho oficial que se prorrogarán los actuales al fijar el momento de su aprobación definitiva a principios de enero. Si es que en ese momento el PNV se ha decidido a dar su voto.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon