Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Gobierno sale al rescate del Consell para pagar gastos sociales

EL PAÍS EL PAÍS 17/06/2014 Juan Manuel Játiva, Joaquín Ferrandis
De izquierda a derecha, Jaime Giner, Antonio Beteta, Serafín Castellano, Fe Ballestero y Juan Carlos Moragues. © Mónica Torres De izquierda a derecha, Jaime Giner, Antonio Beteta, Serafín Castellano, Fe Ballestero y Juan Carlos Moragues.

El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, dejó claro ayer quién permite a la Generalitat cumplir con sus presupuestos cuando es incapaz de hacerlo con sus propios recursos, sin haber llegado a mitad del ejercicio: El Gobierno de España. “El día 2 de julio el Gobierno pagará 935,9 millones”, dijo tras reunirse con los representantes de los colegios farmacéuticos valencianos “y con carácter previo la Generalitat tiene que remitir al Gobierno” la información de “a qué va a destinar” ese dinero “y uno de esos compromisos es con las farmacias”. Además, añadió, “todos los meses pagará vía FLA” (Fondo de Liquidez Autonómico). Es decir, no sólo permitirá a la Generalitat hacer frente a la deuda farmacéutica contraída, de nuevo, sino a los pagos de lo que queda de ejercicio.

 Beteta recordó también que ésta es la mayor cantidad percibida por cualquiera de las comunidades “que recibe este apoyo en forma de liquidez autonómica”. Subrayó, asimismo, que gracias a este préstamo que el Gobierno concede al Consell vía FLA, le permite financiarse en condiciones ventajosas, porque “el FLA es más barato”. Por si había alguna duda, aseveró: “La Comunidad Valenciana ha obtenido unos 1.400 millones de euros de ahorro por acudir a emisiones vía FLA en lugar de obtener créditos en el mercado, porque el rating del Reino de España es superior al de cualquier comunidad autónoma y por tanto consigue los créditos muchos más baratos” que los que pueden conseguir éstas en el mercado.

El secretario de Estado dejó clara la singularidad del problema de las farmacias, que han sido ya capaces de cerrar sus establecimientos para cobrar atrasos, manteniendo una reunión específica con estos facultativos, en la que, explicó, hablaron de las modificaciones técnicas contables necesarias para “cobrar más deprisa”, que es lo que “quieren las farmacias” y para ello, hay que “cambiar la técnica de contabilización", agregó. De hecho, según fuentes del colegio de farmacéuticos de Valencia, hay unas 30 farmacias que están al límite, puesto que ya se encuentran en concurso de acreedores. Otras 80, aproximadamente, podrían llegar a entrar en esa fase crítica si no cobran pronto. Los farmacéuticos de la Comunidad Valenciana celebraban anoche asambleas para fijar posiciones a partir de la información dada por el Gobierno y el Consell a sus representantes colegiales. La deuda de éste con las boticas valencianas es en este momento de casi 140 millones de euros.

Antonio Beteta y el consejero de Hacienda, Juan Carlos Moragues, se reunieron también con representantes de la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza, la Federación de Centros de Enseñanza de Valencia, es decir, de los colegios concertados, y de las universidades públicas, en el ámbito de la enseñanza. El Consell debe 218 millones a las universidades por atrasos en la subvención ordinaria acumulados desde 2010. A la enseñanza concertada, se le deben los gastos de funcionamiento de seis meses, cifrados en unos 16 millones, según fuentes de la Consejería de Educación. El presidente de los rectores valencianos, Vicent Climent, consideró “protocolaria” una reunión en la que se les informó de que será la Consejería de Hacienda la que analice las prioridades que establezcan las consejerías respectivas. Climent aprovechó para pedir una reunión con Moragues y la consejera de Educación, María José Català. Participaban en la reunión directivos de las asociaciones AECAS, AERTE, LARES, FEAD y APIME, vinculadas a bienestar social.

Beteta subrayó que el 80% de los 935,9 millones del FLA que llegarán a Valencia el próximo mes serán dedicados a educación, sanidad y servicios sociales. Son los mismos sectores que hasta mayo de 2014 habían recibido 333 millones (sanidad, de ellos 267 para farmacias), 13,09 (educación) y 7,46 (servicios sociales). El resto, hasta 378,11 millones en total, ha ido a parar a otros sectores. Tras esta inyección de casi 1.000 millones, la financiación de la Comunidad Valenciana a través del FLA 2014 queda en 5.150,27 millones.

En esta ocasión, el Ministerio de Hacienda se ha mostrado más receptivo a escuchar las reclamaciones de los proveedores de la Generalitat y a actuar de manera más coordinada tras el varapalo electoral del pasado 25-M. Las reuniones de ayer se produjeron en un ambiente distinto a la de noviembre del año pasado con representantes de pymes, autónomos y farmacéuticos de la Comunidad Valenciana para explicarles el segundo plan de pago a proveedores emprendido por el Gobierno. Entonces el Consell, que no fue invitado a la reunión con Beteta, se enteró de la convocatoria por la prensa. Además, el secretario de Estado tiene previsto presentar al consejero de Hacienda, Juan Carlos Moragues, en la conferencia que hoy pronunciará en el Fórum Europa en Valencia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon