Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Gobierno urge a la Generalitat a "asumir la realidad" y "poner fin a la farsa"

Logotipo de El Mundo El Mundo 01/10/2017 elmundo.es
Agentes de los Mossos d'Esquadra intentan acceder al centro donde está previsto que vote el vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Oriol Junqueras / EFE © EFE Agentes de los Mossos d'Esquadra intentan acceder al centro donde está previsto que vote el vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Oriol Junqueras / EFE

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha urgido a la Generalitat a "asumir la realidad" y "poner ya fin a esta farsa que no conduce a nada bueno". Así se ha manifestado la número dos del Ejecutivo en una comparecencia en el Palacio de La Moncloa en la que ha recalcado que "el Estado de Derecho ha desbaratado todos los planes" de celebrar un referéndum ilegal que no cuenta con las más mínimas garantías democráticas. "Todo esto ha sido", ha dicho refiriéndose a los acontecimientos previos del procés y a lo sucedido el día de hoy, "una vergüenza democrática para los catalanes y para los españoles".

Santamaría ha insistido en que hoy las autoridades catalanas han "liquidado" cualquier vestigio de apariencia de referéndum. Para la vicepresidenta es un hecho que "no ha habido referéndum ni apariencia de tal". Y tras estas palabras ha rendido homenaje a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, que "han cumplido con su obligación democrática".

Por su parte, fuentes de Ciudadanos han señalado que Rivera y Rajoy se han emplazado a mantener abiertos los canales de comunicación ante eventuales novedades en la jornada de hoy.

Antes de la comparecencia de Sáenz de Santamaría, el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, también ha comparecido, en dos ocasiones ante la prensa, para anunciar que el Ejecutivo ha dado órdenes a la Policía Nacional y a la Guardia Civil para que se trasladen a los "mal llamados" colegios electorales y requisen material, tanto urnas como papeletas, que se fueran a utilizar en el referéndum ilegal del 1-O.

"Obligados a hacer lo que no queríamos hacer"

"Nos vemos obligados a hacer lo que no queríamos hacer", ha dicho Millo, ante la inacción de los Mossos de impedir la votación. El delegado ha acusado directamente a la Generalitat de haber "impuesto la línea política por encima del criterio profesional" de los Mossos, "poniendo en riesgo el prestigio de un cuerpo policial que es de todos y para todos".

"Los Mossos tenían la orden judicial de impedir la celebración del referéndum ilegal, pero lamentablemente no ha sido así en la mayoría de los casos", ha lamentado.

Según Millo, lo ocurrido en las primeras horas de este 1-O, cuando el Govern ha cambiado las reglas de votación, estableciendo un censo universal, votos sin sobres y con papeletas desde casa, demuestra que "todo es un engaño, una farsa y un fraude".

En una segunda comparecencia, Millo ha exigido al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que "detenga este despropósito" que está llamado "al fracaso" y ponga fin "a esta irresponsabilidad": "Lo que está pasando hoy no es un referéndum ni nada que se le parezca", ha dicho Millo, para quien la responsabilidad de los altercados ocurridos hasta ahora "y de lo que pueda suceder" corresponde a Puigdemont y a los miembros de su Gobierno.

Tanto Millo como posteriormente, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en declaraciones a la Sexta, han señalado que los Mossos d'Esquadra han cursado una petición escrita pidiendo ayuda a la Policía y la Guardia Civil.

Según Zoido, en las primeras horas se han "neutralizado" unos 70 centros de votación y se ha bloqueado el sistema diseñado para votar de forma electrónica en una actuación marcada por "la proporcionalidad".

© Proporcionado por Unidad Editorial Policías antidisturbios desalojan el instituto Jaume Balmes, en Barcelona. | BIEL ALIÑO

A primera hora de la mañana, el Gobierno de Mariano Rajoy ha emitido a través de portavoces de Moncloa una primera valoración de los acontecimientos, minutos después de que la Generalitat haya dado sus nuevas instrucciones para que los catalanes puedan acceder al voto.

Para el Ejecutivo, queda "confirmado que el estado de Derecho ha desbaratado el referéndum ilegal". Así lo "certifica" la comparecencia del consejero Jordi Turull esta misma mañana en la que se ha "liquidado cualquier vestigio de respetabilidad democrática".

"Por primera vez", añaden las fuentes oficiales, "en la historia mundial de las elecciones se cambian las normas de votación a 45 minutos de que esta comience". Y se hace, añaden, "con el único objetivo de forzar el resultado de la misma".

"Sin censo, con papeletas traídas de casa, sin sobres y en el colegio electoral que cada uno quiera. Si lo sucedido en el Parlament los días 6 y 7 de septiembre fue un bochorno democrático, lo de hoy es un bochorno electoral", añaden.

Trapero no participa en una reunión policial

Representantes de los Mossos d'Esquadra, del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil se han reunido esta mañana en la Delegación del Gobierno en Cataluña en el marco del dispositivo coordinado, por decisión judicial, por el coronel Diego Pérez de los Cobos para impedir la celebración del referéndum.

A la reunión no han acudido ni el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, ni el comisario Ferran López, quien sí se reunió el sábado con el resto de miembros del dispositivo, han explicado a Europa Press fuentes conocedoras.

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, también ha asistido a la sede de la Delegación este domingo para seguir el operativo policial.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon