Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El gran chiste de los incendios en España: quitamiedos de madera en parques naturales

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 26/09/2017 Antonio Villarreal

Aún se siguen investigando las causas del reciente incendio en el corazón de la isla de Gran Canaria que ha arrasado cerca de 2.800 hectáreas y acabado con la vida de Carin Ostman, de nacionalidad sueca. El término municipal de Tejeda no es ajeno a la catástrofe de las llamas, de hecho, en los últimos años, este municipio y sus alrededores han sufrido cerca de medio centenar de incendios, incluido el de hace diez años, declarado por la Fiscalía de Medio Ambiente como "la peor tragedia medioambiental" de la historia del archipiélago.

El 27 de julio de 2007, un guarda forestal llamado Juan Antonio Navarro provocó un incendio que dejó 19.291 hectáreas de alto valor ecológico convertidas en un páramo ceniciento. Apenas una semana más tarde de que, el pasado 13 de septiembre, un jurado popular declarase a Navarro culpable de haber provocado el fuego con ánimo de causar el mayor daño posible, Tejeda volvía a arder.

Al recorrer la carretera que lleva hasta la cruz de Tejeda y el Roque Nublo, punto más alto de la isla, el perito judicial José Betancort se quedó boquiabierto al ver que el fuego había arrasado con los quitamiedos. "Han ardido y han propagado la llama, que ha saltado al otro lado de la vía", explica Betancort a Teknautas.

Imagen facilitada por el Cabildo de Gran Canaria de un quitamiedos calcinado tras el incendio de Tejeda. © Proporcionado por El Confidencial Imagen facilitada por el Cabildo de Gran Canaria de un quitamiedos calcinado tras el incendio de Tejeda.

Estos quitamiedos mixtos, compuestos de una estructura de acero revestida de madera, están ideados para ofrecer un menor impacto visual en zonas de interés paisajístico o con protección medioambiental. En Gran Canaria, la sustitución de las vallas metálicas por estos nuevos quitamiedos fue la primera medida acordada tras la declaración de parte de la isla como Reserva de la Biosfera de la UNESCO en 2005. Así, un año después, comenzaba la instalación de estos nuevos guardarraíles, con una licitación de 1,2 millones de euros, en la carretera GC-600 entre Cueva Grande y Ayacata. En 2011, otra carretera de la zona, la GC-15, siguió los mismos pasos y completó la sustitución de las viejas biondas de metal por una versión revestida en madera.

En el informe que las nuevas reservas de la biosfera deben enviar a la ONU a los diez años de ser certificadas, el consejo científico del Comité Español del Programa Hombre y Biosfera declaraba que "en años posteriores las biondas de las carreteras (barreras de metal, quitamiedos) del territorio de la Reserva Biológica Gran Canaria casi en su totalidad han sido sustituidas por maderas tratadas, dando una visión al paisaje, una mirada más amable".

"Si la valla se ha sustituido por otra más cara que la tradicional, y la justificación es mejorar el entorno cuando lo que está generando es un mayor incendio, apaga y vámonos", denuncia Betancort, activista en la crítica a este tipo de barreras.

Un guardarraíl de madera no afectado por el incendio de Tejeda (Cabildo de Gran Canaria) © Proporcionado por El Confidencial Un guardarraíl de madera no afectado por el incendio de Tejeda (Cabildo de Gran Canaria)

Las características de estas barreras de seguridad para las carreteras están reguladas por el Pliego de Prescripciones Técnicas Generales para Obras de Carreteras y Puentes del Ministerio de Fomento y, más generalmente, por las normas de calidad europea EN 1317. La legislación española establece que estos quitamiedos "podrán fabricarse en cualquier material, siempre que el sistema disponga del correspondiente marcado CE". Este tipo de materiales también requieren de otro tipo de estándares técnicos, conocidos como ICS, uno de los cuales es "protección contra el fuego".

Sin embargo, como indica Sergio Corredor, de la Asociación Española de Fabricantes de Sistemas Metálicos de Protección Vial, "lo que establece la regulación es, sobre todo, demostrar resistencia a los impactos".

Quitamiedos calcinado a consecuencia del incendio en Tejeda (Cabildo de Gran Canaria) © Proporcionado por El Confidencial Quitamiedos calcinado a consecuencia del incendio en Tejeda (Cabildo de Gran Canaria)

Guardarraíles: terror de ciclistas y motociclistas

Uno de los principales factores a la hora de innovar en el diseño y materiales de los guardarraíles es el alto número de víctimas que dejan cada año entre los ciclistas y motociclistas, para los que una salida incontrolada de la vía puede resultar mortal. De ahí que muchos ayuntamientos hayan reforzado en los últimos años sus quitamiedos con una doble bionda o revestimientos de caucho reciclado.

Propuesta de Insaturbo para unos guardarraíles más seguros. © Proporcionado por El Confidencial Propuesta de Insaturbo para unos guardarraíles más seguros.

Los guardarraíles revestidos en madera responden también al objetivo de mejorar la seguridad, pero sobre todo, tienen sentido desde un punto de vista estético y medioambiental, ya que en muchos casos la madera suele proceder de entornos cercanos y cuenta con certificados forestales como el PEFC. Por ejemplo, parques naturales como los de Urquiola y Gorbea cuentan con quitamiedos revestidos en madera de montes vizcaínos.

También en otros como el soriano Parque Natural de Sierra de Urbión y Laguna Negra, en cuya provincia ha habido incendios en 183 términos municipales desde 2001, según datos de España en Llamas, que recuerdan también que los estatus de protección ambiental nunca salvan a un territorio del fuego: entre 2005 y 2014, un 16% de los incendios se han producido en una zona protegida.

Un guardarraíl de madera en Laguna Negra, Soria (Amatex) © Externa Un guardarraíl de madera en Laguna Negra, Soria (Amatex)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon