Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El grito de guerra de Boris Johnson: "Dejamos que ruja el león"

Logotipo de El Mundo El Mundo 03/10/2017 CARLOS FRESNEDA

El 'rugido' de

Boris Johnson

sacó del letargo a miles de delegados en la conferencia del Partido Conservador en Manchester, marcada por las divisiones internas, el pesimismo rampante del 'Brexit' y las consignas constantes contra el 'socialista'

Jeremy Corbyn

.

"Dejamos que ruja el león", fue la consigna final de Johnson, como antídoto contra el desaliento general que se ha instalado en el país y como posible grito de guerra de su futura candidatura como líder de los 'tories' (de momento aplazada). Por león se refiere al escudo de armas de la monarquía británica.

Ante una audiencia en la que destacó la silla vacía de la 'premier'

Theresa May

, en medio de fuertes presiones internas para forzar su dimisión, el titular de Exteriores se soltó la melena hablando sobre el "papel global" del Reino Unido y provocó el delirio casi unánime de la platea 'tory', necesitada como estaba de una subida de adrenalina.

Johnson rebatió de entrada todos los rumores rompiendo una lanza por "la victoria de May" en las elecciones de junio y asegurando que suscribe "cada coma y cada sílaba" del

discurso

de la 'premier' en Florencia.

El titular de Exteriores reconoció sin embargo que la percepción general ante el 'Brexit' es que el Reino Unido "no va a ser capaz de estar a a la altura". Johnson recalcó sin embargo que el mayor contribuyente a esa visión ha sido hasta la fecha Jeremy Corbyn.

En un virtual "mano a mano" con el líder de la oposición laborista, Boris Johnson acusó a Corbyn de querer imponer el "masoquismo económico" en el Reino Unido con recetas prestadas de Venezuela. "Corbyn no quiere un Gobierno que funcione para todos", dijo. "Lo que quiere Corbyn es que todos trabajemos para el Gobierno".

© Proporcionado por elmundo.es

Johnson propuso dejar atrás el pesimismo que ha marcado el arranque de las negociaciones con Bruselas y sustituirla por "una visión positiva de una Unión Europea fuerte en una nueva relación con un Reino Unido fuerte".

"Somos una nación esencialmente europea, posiblemente el país europeo más influyente del mundo", dijo. "Y pensamos seguir siéndolo: no nos vamos a retirar, vamos a reforzar nuestra posición".

Provocando risas y aplausos como en sus mejores tiempos, especulando incluso con el candidato perfecto (su hermano Jo Johnson), Boris dejó en el aire su "rugido" y puso en remojo sus planes de futuro.

Theresa May no dio explicaciones por su ausencia durante la intervención de Johnson, marcando las distancias con su ministro de Exteriores. May reconoció implícitamente sus discrepancias con Boris sobre el 'Brexit', pero defendió su permanencia en el Gobierno porque no quiere estar rodeada de "Yes men" que estén totalmente de acuerdo con ella.

El propio Boris, duramente criticado por el aparato conservador por desmarcarse de Theresa May antes y después de su discurso en Florencia, intentó recular alegando que el Gobierno ha cerrado filas en torno a May.

Boris Johnson fue en cualquier caso el gran protagonista del tercer acto de la conferencia del Partido Conservador en Manchester, consagrado al debate sobre cómo Asegurar el Mejor Acuerdo para el Brexit.

El controvertido titular de Exteriores estuvo precedido por el ministro para el Brexit David Davis, que reiteró que el Reino Unido "aspira a un buen acuerdo, pero está preparado para cualquier resultado", incluida la posibilidad de una falta de acuerdo con Bruselas.

"Brexit no es el rechazo de Europa, sino la decisión del pueblo británico de no seguir perteneciendo a un proyecto político que no funciona para nosotros", aseguró Davis, que ha anunciado a sus colaboradores su intención de retirarse de la alta política en marzo del 2019 y dejar el Brexit "en manos de Boris Johnson", según reveló 'The Daily Telegraph'.

El brexitero mayor

Liam Fox

, secretario de Estado para Relaciones Comerciales Internacionales, hizo una llamada al optimismo frente al derrotismo que han marcado hasta ahora las negociaciones del Brexit.

"Como buen escocés, nunca veo el vaso lo suficientemente lleno", advirtió Fox. "Y puedo deciros que allá donde he ido, de Yakarta a Johanesburgo, pasando por Panamá, veo un grandísimo interés en sellar acuerdos comerciales con nuestro país. Podemos ser los campeones mundiales del libre comercio".

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon