Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Guaje siempre vuelve

EL PAÍS EL PAÍS 08/06/2014 Luis Martín

De un Mundial a otro, Del Bosque ha probado a nueve delanteros. Al final, ha vuelto Villa.

El día que David Villa dejó el Barcelona y fichó por el Atlético de Madrid, pocos pensaban que estaría en el Mundial defendiendo el derecho a revalidar la estrella que tanto ayudó a ganar en Sudáfrica con sus goles. Villa marcó cinco camino de la final y seguramente, sin él, todo hubiera sido distinto hace cuatro años.

Del Bosque no le citó para el amistoso contra Italia, en marzo en el Calderón. Pero El Guaje es El Guaje, el nieto de ese al que llamaron Trostki, y se ganó gol a gol, poste a poste, un sitio en la selección. Un total de 15 goles con el Atlético (13 en la Liga, 1 en la Copa y otro en la Supercopa de España) y 7 remates a los palos, completaron la estadística de un hombre que aporta mucho más que gol a La Roja, aunque el 7, que suma 96 partidos internacionales, sea el máximo anotador de la historia de España con 58 goles. Mucho ha llovido desde su debú, en febrero de 2005, ante San Marino.

El sábado, en el FedExField sumó dos más en la victoria contra El Salvador, el día que Del Bosque probó a Diego Costa. “Estoy contento por mí pero sobre todo por el equipo. Para todos era importante sumar minutos de cara al Mundial pero también ganar, porque siempre tenemos esa exigencia”.

Al delantero asturiano no le importa tanto marcar como que hacerlo “sirva para algo”

Es uno de los suplentes que más goles marca con su club, pero a él lo que de verdad le importa es “que sirvan para algo”. Y vaya si sirven. De entrada, para llegar a Curitiba, a donde voló ayer la selección a primera hora de la mañana desde Washington con la sensación de los deberes hechos. “La prueba es positiva, más allá del resultado, porque hemos jugado en unas condiciones de calor y humedad semejantes a las que encontraremos en Brasil. Era difícil mantener un ritmo alto y después de esprintar costaba recuperar. Por el calor, por el césped alto... Creo que ha sido bueno jugar este partido, para acostumbrarnos”, dijo el asturiano, que también habló de Diego Costa: “Le he visto bien, cómodo, realizando grandes esfuerzos. El isquio ha respondido y eso es lo mas importante. Le ha faltado el gol, pero es evidente que está cada vez más acoplado”.

Villa no mira atrás. “Estamos listos para empezar”, dice. “Sudáfrica estuvo bien, marqué cinco goles y eso siempre queda, y estamos todos orgullosos, pero ahora de lo que se trata es de trabajar para volver a repetirlo, ayudar al grupo a conseguirlo otra vez. Lo importante no es si marcaré yo o no, lo importante es la victoria”.

Pocos jugadores son tan unánimemente queridos en el grupo como el asturiano, así que no es extraño que ayer Del Bosque asegurara: “Es un gran jugador de área y con poco espacio se mueve bien. Me alegro de que haya sido él quien ha metido los goles”.

Si alguien dudó por qué estaba en la lista, ya tiene respuesta. “Ha hecho una temporada excepcional”, le reconoce Xavi. “Todo lo que sea bueno para él, es bueno para mí. Es como mi hermano”, dice Reina cuando le preguntan por el futuro de David Villa en Estados Unidos, donde jugará a partir de enero. Porque el Guaje no para; siempre da más.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon