Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Guggenheim de Nueva York se autocensura por amenazas animalistas

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 27/09/2017 Sandro Pozzi
Secuencia del vídeo 'Los perros no pueden tocarse unos a otros', de Sun Yuan y Peng Yu, retirado del Guggenheim de Nueva York. © Proporcionado por ElPais Secuencia del vídeo 'Los perros no pueden tocarse unos a otros', de Sun Yuan y Peng Yu, retirado del Guggenheim de Nueva York.

Cuando la muestra Arte y China después de 1989: Teatro del mundo se inaugure el próximo 6 de octubre en el museo Guggenheim de Nueva York, faltarán tres obras protagonizadas por animales. La institución decidió el lunes retirar estas piezas conceptuales tras la ira expresada por grupos activistas contra la violencia animal y las amenazas de críticos que rechazan que se use el arte como excusa.

La muestra pretende dar una visión a gran escala de la producción de arte contemporáneo en China desde las protestas en la plaza de Tiananmén hasta los Juegos Olímpicos de Pekín, en 2008. Entre los más de 150 trabajos se encontraban los vídeos Los perros que no pueden tocarse unos a otros (2003), de Sun Yuan y Peng Yu, y Un caso de estudio de transferencia (1994), de Xu Bing, junto a Teatro del mundo (1993), de Huang Yong Ping.

El trabajo artístico de Sun y Peng mostraba a ocho perros sobre cintas de correr, sujetos con arneses, que intentaban luchar entre ellos. El de Xu mostraba al público a dos cerdos copulando. La idea original en este último es que los animales estuvieran vivos, pero el museo pidió al artista que los grabara. La de Huang era una jaula octogonal que mostraba reptiles, anfibios e insectos alrededor de una lámpara.

Las tres piezas retiradas ya fueron exhibidas en otros museos en Asia, Europa y Estados Unidos, como señalan los responsables de la muestra, que argumentan que la decisión de retirarlas es por estrictos motivos de seguridad. “El Guggenheim lamenta que las violentas amenazas explícitas y repetidas hayan provocado que tomemos esta decisión”, declara la institución en una nota de un párrafo.

El museo evita detallar la naturaleza de estas amenazas. Algunas obras muestran cómo los artistas chinos están en un desafio permanente con la autoridad. Junto a las protestas de los defensores de los derechos de los animales, se sumaron la condena de famosos como el cantante Richard Marx y el comediante británico Ricky Gervais.

La controversia empezó a tomar cuerpo la semana pasada, cuando activistas contra la violencia animal emitieron una petición para que el Guggenheim las retirara. La solicitud consiguió el apoyo de más de 600.000 personas y se sumaron numerosas declaraciones y cartas abiertas. La obra de Sun y Peng fue la que creó más rechazo y la de Huang ya fue retirada hace años de una muestra en Vancouver.

“La lucha de perros es inaceptable y no debe exponerse bajo ninguna forma”, señalan desde la organización American Kennel Club. "Eso no es arte”. Los activistas que defienden los derechos de los animales creen que este tipo de trabajos no hacen más que poner en peligro su bienestar, por eso urgieron al Guggenheim que reconsidera la inclusión de estas piezas en la exhibición.

Los responsables del museo dejan claro que como institución está comprometida a “presentar” las múltiples voces que confluyen en el mundo del arte y por eso lamenta que tenga que apartar algunos de los trabajos. “La libertad de expresión será y seguirá siendo un valor supremo del Guggenheim”, afirman.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon