Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El hat-trick perfecto de Harry Kane que amenaza al Real Madrid

Logotipo de El Mundo El Mundo 26/09/2017 ALBERTO MUÑOZ

Harry Kane va camino de convertirse en leyenda del fútbol inglés. El delantero destrozó al Apoel Nicosia con su hat-trick y aprovechó de paso para lanzar un serio aviso al Real Madrid, que visitará Wembley el próximo 1 de noviembre por primera vez en su historia

(Estadísticas: 0-3)

.

Los spurs se adelantaron gracias a un gol suyo al filo del descanso, tras aprovecharse éste de una tibia defensa del Apoel y de una mala colocación de Waterman. El inglés, que sólo tiene 24 años, será la mayor amenaza para Keylor Navas en la próxima jornada de la Champions tras haberse alzado con los dos últimos trofeos de máximo goleador de la Premier League.

Hecho que dejo patente en la segunda mitad, donde volvió a anotar con una sutil definición desde fuera del área ante la que el meta del equipo chipriota no pudo hacer nada más que mirar. Diez goles lleva el internacional inglés en los seis partidos que ha disputado en septiembre, y eso que el Tottenham no está atravesando su mejor momento en el campeonato nacional.

Pero el voraz delantero quiso más y para completar lo que se conoce como un hat-trick perfecto -con la derecha, con la izquierda y de cabeza- Kane hizo gala de su interminable lista de recursos embolsando un testarazo peinado que Waterman volvió a no ser capaz de desviar con la mirada.

Con este resultado,

el grupo H de la Champions

queda con Real Madrid y Tottenham como líderes de grupo con seis puntos seguidos de Dortmund y Apoel, que solamente han conocido la derrota en las dos primeras jornadas disputadas.

Guardiola sale vivo de Donetsk

© Proporcionado por elmundo.es

En lo que se presumía que pudiera ser una nueva goleada del Manchester City, los de Pep se encontraron con unos más que incisivos ucranianos, que plantaron cara con un fútbol muy ofensivo e hicieron sudar hasta el final a los visitantes en el intercambio de golpes vivido en Donetsk. Eso sí, una genialidad de De Bruyne desde fuera del area y un tardío gol de Sterling terminaron por decantar los tres puntos hacia el lado inglés

(Estadísticas: 0-2)

.

A pesar de que los citizens se han convertido en una auténtica máquina de hacer goles en este primer tramo de la temporada, la pelota no quiso entrar en los primeros 45 minutos. Eso sí, el marcador fue engañoso ya que se vivió un auténtico partidazo de ida y vuelta en ambas areas que, con un poco más de acierto, habría reflejado un resultado mucho más abultado.

Pero nada más saltar al césped de nuevo, a los dos minutos, Kevin De Bruyne hizo valer la brecha de calidad individual que hay entre los dos conjuntos con un derechazo teledirigido a la escuadra de la portería de Pyatov.

El final del combate lo puso Raheem Sterling con un gol que vino precedido de una fantástica jugada de Bernardo Silva. Respiraba aliviado Pep tras un partido que se preveía mucho mas fácil de lo que finalmente fue.

Lo goles del belga y del inglés le sirven a los de Guardiola para meterle tres puntos de ventaja a sus dos principales perseguidores y para verse como líderes con dos victorias en el bolsillo en este prometedor inicio de fase de grupos.

Coutinho tampoco revive al Liverpool

Reparto de puntos entre Liverpool y Spartak de Moscú tras un encuentro en el que los ingleses lo intentaron todo de la mano de Coutinho pero que al final no pudo ser. Encomendados a su estrella, que fue capaz de lo mejor y de lo peor, los reds cosecharon su segundo empate en dos partidos

(Estadísticas: 1-1)

.

Aunque Klopp haya recuperado a su mejor hombre, Phillipe Coutinho, lo cierto es que su primera aportación al partido no tuvo precisamente un desenlace feliz. Tras una falta suya en la frontal del área Fernando, no el ex del Manchester City, clavó un derechazo durísimo de falta directa ante el que nada pudo hacer Mignolet.

Se le ponía muy cuesta arriba a un Liverpool que no lo está pasando precisamente bien en este inicio de temporada y del que incluso el técnico alemán dijo que parecía que era "el peor equipo de la Premier" si se tenían en cuenta las críticas que estaban recibiendo.

Pero se redimió pronto el brasileño gracias a una maravillosa pared con Sadio Mané para internarse en el área con la que logró poner el empate en el marcador. Eso sí, los de Klopp no fueron capaces de volver a mover el marcador durante el resto de un encuentro muy poco fluido.

La victoria del Sevilla en su partido contra el Maribor hace que los nervionenses se coronen como líderes de grupo con cuatro puntos, seguidos de Liverpool y Spartak con dos puntos cada uno.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon