Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El hijo de Gallardón tiene un golpe, huye del lugar y se refugia en su casa

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 16/06/2014 F. Javier Barroso

Uno de los hijos del ministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón protagonizó el pasado viernes un hecho que recuerda en parte al que hizo Esperanza Aguirre en la Gran Vía madrileña hace semanas. El vástago del titular de la cartera de Justicia tuvo un golpe en pleno centro de la capital. En lugar de hacer el parte para los seguros, se subió al vehículo y se marchó del lugar ante la sorpresa de la parte contraria. Se refugió en la casa de su padre, según confirman fuentes policiales.

Los hechos ocurrieron alrededor de las once de la noche del pasado viernes cuando, supuestamente el hijo regresa a su domicilio. Tuvo un golpe de chapa cuando conducía un Lancia Epsylon registrado a nombre de su padre. Ocurrió a la altura del número 5 de la calle de Almagro, en el distrito de Chamberí, y corta distancia de su domicilio, según publica hoyEl Mundo.

Rectificación de Alberto Ruiz-Gallardón Utrera

Alberto Ruiz-Gallardón ha remitido un escrito a este periódico en el que pedía la rectificación de la información publicada esta mañana. Textualmente el escrito dice lo siguiente:

"Alberto Ruiz-Gallardón Utrera rectifica la noticia publicada por ELPAIS.COM en su edición de fecha de 16 de junio de 2014, con el titular: "El hijo de Gallardón tiene un golpe, huye del lugar y se refugia en su casa" e informa de que, en contra de los publicado por ELPAIS.COM.

1. Ni la noche del viernes 13 de junio al sábado de junio, ni la noche del sábado 14 de junio de 2014 al domingo 15 de junio de 2014, tuvo (ni estuvo implicado en) ningún accidente de tráfico; es más, dicha noche no condujo ningún vehículo.

2. En consecuencia con lo anterior, y en cualquier caso, no es cierto que ninguna de las referidas noches se diese a la fuga de un accidente de tráfico".

Los afectados por el coche se bajaron y vieron los daños que se habían producido los vehículos. En un momento, se montó en el coche y se largó del lugar. El conductor y los acompañantes le siguieron hasta su domicilio, donde se metió en el garaje y desapareció, según el relato policial.

El conductor que recibió el golpe llamó a los servicios de emergencias y allí se presentaron dos coches patrulla de la Policía Municipal de Madrid. El cabo se entrevistó con los escoltas del ministro de Justicia que vigilan su casa y estos le confirmaron que efectivamente un hijo había entrado por el garaje y que había subido a la vivienda.

El conductor hizo la correspondiente denuncia en la comisaría del distrito de Centro, donde también comparecieron los policías municipales, según fuentes oficiales. Estas recuerdan que uno de los cuatro hijos ya fue denunciado hace unos años por hacer botellón (consumir alcohol en la vía pública) cuando su padre era alcalde.

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha declarado esta mañana durante un desayuno de trabajo que la fuga del hijo del ministro Alberto Ruiz-Gallardón era un "tema menor" y que la colisión entre ambos vehículos fue de escasa importancia y que no se produjeron víctimas. "Según tengo entendido, es un asunto menor. Hablar de colisión me parece excesivo. Por lo que me han transmitido, fue un rozamiento de dos vehículos", ha señalado.

Cifuentes ha recordado que el Cuerpo Nacional de Policía no actuó en ningún momento y que todo el caso los tramitó la Policía Municipal de Madrid. "No voy a hablar de un tema en el que no conozco todos los detalles y es un tema menor, me trasladan. La Ley hay que cumplirla para todos", ha concluido.

Este hecho recuerda al protagonizado por la presidenta del PP en Madrid y expresidenta regional Esperanza Aguirre, cuando derribó en plena Gran Vía una moto de un agente de circulación cuando le iba a notificar una denuncia por haber estacionado en el carril bus. Aguirre dijo que solo había ido a sacar dinero. Sin esperar a que terminaran su trabajo cogió su coche y se dirigió a su domicilio, cerca de la calle de San Bernardo. Hizo caso omiso a las señales de los agentes que la perseguían.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon