Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El hombre que ilumina la 'deep web' para cazar a criminales

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 16/10/2016 Ana Martínez Aguilar

Internet contiene millones de datos y la forma más sencilla de acceder a ellos es a través de buscadores como Google. Para encontrar regalos de cumpleaños, un restaurante o la fecha de un acontecimiento histórico, el motor de búsqueda es la herramienta perfecta. Sin embargo, se queda corta para las personas y empresas que buscan otro tipo de información, desde compañías de ciberseguridad y de marketing hasta organismos de investigación criminal.

La red es mucho más opaca de lo que parece, con una cantidad ingente de contenido oculto al que es muy difícil acceder, casi imposible para un usuario medio. Christopher White lleva años trabajando para arrojar luz sobre el reverso tenebroso de internet y revelar las actividades ilegales. Su invento, Memex, es capaz de rastrear las páginas de la internet oscura y organizar la información resultante. Su trabajo ha sido utilizado para demostrar la culpabilidad de criminales y lo utilizan abogados, investigadores y periodistas además de empresas de muy diversos sectores.

“Mi objetivo es, a través de las tecnologías, hacer mucho más fácil y más barato para cualquiera, tanto una persona como una empresa, encontrar contenido en internet y entender qué está pasando”, cuenta a Teknautas Christopher White, que actualmente trabaja como investigador en Microsoft.

Christopher White, investigador en Microsoft (Fuente: Scott Eklund/Red Box Pictures) © Proporcionado por El Confidencial Christopher White, investigador en Microsoft (Fuente: Scott Eklund/Red Box Pictures)

Cuando White comenzó a estudiar en Harvard, no se imaginaba que terminaría por aplicar sus conocimientos en Afganistán, luchando contra los criminales en las profundidades de la red. En la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la prestigiosa universidad, comenzó a tratar el ‘big data’ y aprendió sobre estadística y aprendizaje automático (‘machine learning’). Era un alumno destacado y su futuro se adivinaba tranquilo, investigando en un laboratorio o convirtiéndose en maestro. “El último lugar en el que pensé que acabaría es en Afganistán”.

White nos cuenta cómo, en ese momento, la inteligencia de datos comenzaba a ser valorada y vista como una ciencia que podría ser útil para la toma de decisiones. Por casualidad, asistió a una conferencia de DARPA, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa, un organismo estadounidense que desarrolla nuevas tecnologías para uso militar. Allí escuchó que había una oportunidad de utilizar la ciencia de los macrodatos como medio de lucha en la guerra.

Su aventura comenzó siendo parte de un grupo de informáticos de un programa de la agencia norteamericana llamado Nexus 7, dirigido a recabar todas las pistas posibles sobre la situación en el país afgano, desde su inestabilidad política hasta el comportamiento y los pensamientos de sus ciudadanos ante la situación. Con un horario de 12 horas diarias los siete días a la semana, la inmersión de White en este mundo no fue fácil. “Fue la primera vez que era responsable de la seguridad de otros y eso me ponía nervioso porque tenía que cuidar de mi equipo. Nunca estuve en un ambiente como ese antes, estaba nervioso por si cometía errores”, reconoce.

Los norteamericanos contaban con una cantidad ingente de datos, pero el problema radicaba en organizar y convertir tanta información en algo útil y accesible. White destacó en esta tarea y llegó a convertirse en el investigador jefe en DARPA, en 2011. “No diría que me gustó mucho, pero me abrió los ojos”, comenta el investigador sobre esta etapa.

Un buscador de la 'deep web' apto para todos

Memex funciona como una estructura de motores de búsqueda. “Puedes construir tu propio buscador con un coste moderado y de esta manera puedes crear tu propia forma para buscar contenido online para tu negocio o por interés personal”, explica el programador.

El sistema sustituye el largo y manual trabajo de búsqueda que un investigador está obligado a llevar a cabo. La manera en que la gente accede al contenido en la red es a través de buscadores como Bing, Google o Yahoo, una oferta bastante reducida. “Hay un montón de formas en que las personas quieren utilizar el contenido de internet. Por ejemplo, en las investigaciones criminales”, explica White. “En vez de tener que hacer todo manualmente, si puedes usar inteligencia artificial y usar 'software' que te ayude, puedes hacer algo diferente, más rápido, barato o riguroso”.

A la hora de poner a prueba la herramienta, White decidió enfocarse en uno de los crímenes horrendos que había descubierto en Afganistán: la compra y la venta de seres humanos. La herramienta demostró ser muy útil, hasta el punto de que la oficina del Fiscal de Distrito de Manhattan emplea Memex en todas las investigaciones de tráfico de personas. En el primer semestre de 2016, el departamento ha filtrado 4.752 casos potenciales, según cuenta Popular Science.

White nos explica que su herramienta sirve para “encontrar las cosas malas que está haciendo la gente”. El objetivo es usar el contenido para ayudar a las fuerzas policiales.

Los empleados de DARPA solo pueden trabajar durante periodos cortos de tiempo, de dos a cuatros años. La finalidad es que la gente entre, haga algo muy interesante y salga para dar cabida a nuevas ideas. Cuando White se vio fuera, de nuevo en el mercado laboral, valoró la idea de montar su propio negocio, pero al final optó por seguir con su trabajo en unas de las grandes tecnológicas, Microsoft. “Cuentan con millones de consumidores”, explica. “Puede ser utilizado por más personas y con más propósitos. El reto es tomar las lecciones que aprendí en Afganistán”.

El objetivo final de White es hacer del mundo un lugar más seguro y más consciente de los peligros que acechan. A su juicio, que los bajos fondos de la red sean accesibles para todo el mundo evidenciará las actividades ilegales que allí se llevan a cabo. “Siento que al menos haber ido tan lejos ha ayudado a las víctimas del tráfico sexual, víctimas de fraude... Y por esas personas, estoy muy feliz de haber podido hacer algo”. Sin embargo, señala que todavía queda mucho por descubrir y sacar a la luz. “La verdadera esperanza es que esto solo sea el principio”.

A través de los buscadores tradicionales, los usuarios solo pueden acceder a una parte muy pequeña de toda la red (Fuente: tookapic) © Externa A través de los buscadores tradicionales, los usuarios solo pueden acceder a una parte muy pequeña de toda la red (Fuente: tookapic)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon