Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El inventor del submarino acusado de matar a la periodista sueca Kim Wall tenía vídeos con torturas y asesinatos de mujeres en su ordenador

Logotipo de El Mundo El Mundo 03/10/2017 MARÍA FLUXÁ

Peter Madsen

, el inventor danés acusado de matar a la periodista sueca Kim Wall cuando ésta embarcó en su submarino casero para escribir un reportaje el pasado agosto, continuará en prisión al menos hasta el próximo 31 de octubre. Así lo estimó la jueza de la corte de Copenhague este martes tras las nuevas pruebas presentadas por la Fiscalía.

Resultado de la investigación del caso en el último mes, el fiscal Jakob Buch-Jepsen explicó que la autopsia de la reportera de 30 años había concluido, así como que disponía de pruebas del ordenador del acusado. Éste participó en la vista mediante vídeo conferencia desde la prisión de Vestre acompañado por su abogada, quien reiteró que el ingeniero autodidacta de 46 años niega los cargos.

Según Buch-Jepsen, el acusado de asesinar y mutilar a Kim Wall,

cuyo torso fue hallado casualmente por un ciclista en Amager el pasado 21 de agosto

, tenía restos de ADN de la reportera por arañazos en sus manos, cara y cuello. En cambio, según la letrada Betina Hald Engmark, los "restos" serían de cuando Madsen tiró el cuerpo de la periodista al mar, tal y como él mismo reconoció.

© Proporcionado por elmundo.es

Aunque, tras denunciarse su desaparición, el ingeniero afirmó que Wall había desembarcado del Nautilus UC3 voluntariamente, ya bajo custodia policial reconoció que la periodista había fallecido a bordo. Según él, accidentalmente al golpearse en la cabeza con una pesada escotilla. Su declaración, sin embargo, nunca ha aclarado por qué posteriormente fue hallado su torso mutilado.

Aunque la policía desconoce aún la causa final de la muerte según ha podido saberse hoy, el fiscal reiteró este martes que

el cuerpo de Kim Wall recibió "una serie de apuñalamientos"

, como ya se sabía y que podrían haberse causado para que el cuerpo no saliera a la superficie, y que después de su muerte se produjo la amputación de brazos, piernas y cabeza.

Como nuevas pruebas Buch-Jepsen aportó el contenido del ordenador de Madsen. En éste se han encontrado vídeos fetiche con torturas y asesinatos de mujeres, "Ese material no es mío", se defendió el acusado, que explicó que no era el único que había tenido acceso a ese ordenador. A pesar de ello, la jueza estimó que sigue siendo sospechoso del asesinato de Kim Wall y que el juicio continuará a final de mes.

La desaparición de Kim Wall, una joven periodista con experiencia laboral en los mejores medios internacionales, fue denunciada la madrugada del viernes 11 de agosto por parte de su pareja al no poder localizarla. Ello dio pie a que comenzaran las labores de búsqueda del UC3 Nautilus, el submarino casero de casi 18 metros inventado por Madsen, al que embarcó para escribir un reportaje. Éste fue localizado sobre las 10 de la mañana. Sin embargo, al poco tiempo se hundió.

Rescatado por una embarcación privada, ya en tierra, Rackett-Madsen -así le apodaba la prensa danesa por sus aspiraciones aeroespaciales- fue arrestado por homicidio negligente "de modo desconocido y en un lugar desconocido", cargo que pasó a ser de "homicidio negligente en circunstancias particularmente agravantes". Acusado además de "trato indecente" del cuerpo de la reportera, la sentencia por todos los cargos podría implicar de cinco años prisión a cadena perpetua.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon