Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El jefe antiterrorista de la policía empotra a su hija periodista en una operación

EL PAÍS EL PAÍS 18/06/2014 Jorge A. Rodríguez

La hija de Enrique Barón, el máximo responsable antiterrorista de la policía, participó como empotrada en la operación contra una red de reclutamiento de yihadistas, que fue desarticulada el lunes pasado en Madrid. Su experiencia ha quedado plasmada en un reportaje publicado en el periódico de la Universidad Francisco de Vitoria. Bárbara Barón, estudiante de cuarto de periodismo y subdirectora de la publicación Mirada21.es (según su cuenta de Twitter), firma un artículo titulado Empotrada en una detención de yihadistas.

El hecho ha causado estupor tanto en la Comisaría General de Información (CGI) como en la Dirección General de la Policía (DGP). Fuentes de ambos departamentos califican de "torpeza" el que la hija del jefe de los servicios antiterroristas fuera autorizada a empotrarse en el dispositivo. Interior y la policía ha confirmado que se trata de la hija de Barón. Ambos aparecen juntos en fotografías en sus respectivas cuentas de Facebook.

La noticia, adelantada por eldiario.es, ha sorprendido también en el Ministerio del Interior, que ha pedido explicaciones al comisario general de Información, Enrique Barón, aunque, de momento, no se ha planteado tomar medidas, según fuentes de la DGP. Estas han añadido que, tras un análisis del artículo, no se observa en su contenido ni datos ni información sensible que pudiera incurrir en alguna irregularidad por parte de funcionario alguno.

Barbara y Enrique Barón, en una foto de Facebook. © Proporcionado por El Pais Barbara y Enrique Barón, en una foto de Facebook.

El reportaje cuenta con detalle cómo la operación se prepara desde las dos y media de la mañana y concluye a mediodía del pasado lunes. Detalla conversaciones, preparativos, objetivos... Sin embargo, fuentes cercanas de Interior han explicado que el comisario ha relatado que "no se dio ningún trato de favor" a su hija, ya que ella estuvo en la calle como el resto de periodistas -"otros también fueron avisados de la operación", ha alegado- que se enteraron de la operación y de dónde se desarrollaba. Es decir, que niega que fuera empotrada.

Personas próximas a Barón han reiterado que la joven acudió a la zona "acreditada por su medio, como también fueron periodistas de TVE o EL PAÍS". Estas fuentes insisten en que Bárbara Barón hizo la información "desde la acera de enfrente, con los vecinos y otros periodistas" y que escribió una historia "novelada", sin revelar datos reservados de la operación "a los que no tuvo acceso". Aseguran que Barón considera que la polémica ha sido "sobredimensionada", que el comisario ha dado explicaciones a sus jefes y que la estudiante de periodismo está desolada con la polémica que se ha levantado.

"Estuvo desde el principio, salió desde aquí [la sede de la comisaría], en nuestros coches y subió al piso. Empotrada, como ella misma cuenta", han precisado fuentes de propia comisaría general que participaron en la operación. La Dirección General de la Policía se ha desentendido del asunto y de dar explicaciones: "Nosotros no teníamos ni idea de cómo se ha gestado eso. A nosotros nadie nos pidió permiso, ni autorizamos nada", aseguran. Esta semana, de forma coincidente y casual, se han convocado los premios de periodismo de la policía.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon