Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El juez cita a la alcaldesa de Bormujos por el supuesto cohecho con el bolso de Loewe

EL PAÍS EL PAÍS 13/06/2014 EP
Ana Hermoso, en una foto de archivo durante un acto del PP © Paco Puentes Ana Hermoso, en una foto de archivo durante un acto del PP

El juez de Instrucción número 2 de Sevilla ha citado de nuevo el próximo día 30 de junio a la alcaldesa de Bormujos, la popular Ana Hermoso, para concretarle su imputación por presunto cohecho tras recibir, supuestamente, un bolso de la marca Loewe a cambio de votar a favor de la moción de censura consumada en 2005 para expulsar al PSOE de la Alcaldía de Bormujos y devolver el poder al independiente Baldomero Gaviño. El juez Carlos Mahón también le comunicará que el procedimiento se tramitará por la Ley del Jurado.

Tras una denuncia en la que la Fiscalía aportaba grabaciones en las que la alcaldesa habría reconocido que a cambio de su voto recibió un bolso de Loewe valorado en unos 1.000 euros, Hermoso compareció ante el juez instructor el pasado 7 de marzo y negó que el bolso fuera cohecho a cambio de votar a favor de la moción. Aseguró que, por el contrario, el bolso fue “un regalo amoroso” del empresario Jesús Calvo Soria, imputado en el caso Gürtel.

Durante su declaración, Ana Hermoso insistió en que el bolso no fue un pago por su voto porque ella tenía decidido con anterioridad apoyar dicha moción. Insistió en que fue un regalo de Jesús Calvo Soria, con quien mantenía una relación “esporádica” desde 2003.

La alcaldesa reiteró ante el juez que no recibió ni dinero ni regalos por apoyar la moción de censura y que tampoco tiene constancia de que lo recibieran el resto de protagonistas de la moción de censura.

Asimismo, la imputada fue cuestionada por las “contradicciones” entre lo asegurado ahora y lo que dice en la conversación grabada, a lo que respondió que en dicha conversación “se vio arrastrada e inducida” y “se limitaba a asentir” a lo que decía el empresario Eusebio Gaviño, a quien no quiso “interrumpir” por “un sentido de pudor”, ya que se encontraba delante un asesor adjunto a la alcaldía, como era Diego Gaviño.

Posteriormente, el 21 de marzo, compareció como testigo ante el juez el propio Jesús Calvo Soria, quien confirmó que regaló un bolso a la entonces concejal y actual alcaldesa porque mantenía una relación sentimental con ella, por lo que también negó que se tratara de una dádiva a cambio de su voto.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon