Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El juez pide localizar a un testigo del incidente de tráfico de Aguirre

EL PAÍS EL PAÍS 25/04/2014 Marina Gómez Robledo Ramos

El juez que investiga el incidente de tráfico de la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha solicitado a la policía que localice a la camarera de un bar de la plaza de Callao que al parecer fue testigo de los hechos, y que busquen si existen grabaciones de lo sucedido por las cámaras de la zona con el fin de esclarecer los hechos. 

Esperanza Aguirre llega a la Asamblea en coche. © LUIS SEVILLANO Esperanza Aguirre llega a la Asamblea en coche.

El titular del Juzgado de Instrucción número 14 de Madrid ha pedido también, en un auto hecho público este viernes, la identificación de los agentes de la Guardia Civil que custodiaban el domicilio de Aguirre cuando los agentes de Movilidad llegaron allí siguiendo a la expresidenta madrileña. Así como cualquier otro testigo que haya podido presenciar lo ocurrido. 

El incidente ocurrió el pasado 3 de abril cuando Aguirre estacionó su vehículo en el carril-bus de la Gran Vía madrileña y dos agentes de Movilidad acudieron al lugar para sancionarla con una multa.

Los policías señalaron que Aguirre les dio parte de la documentación y accedió al coche para coger el resto, pero arrancó el vehículo y comenzó a circular, derribando una de las motos, por lo que los agentes salieron en persecución de la expresidenta madrileña. 

Aguirre no se frenó hasta llegar a su vivienda, ubicada en el barrio de Malasaña, y una vez allí, metió el coche en el garaje. Poco después, salieron dos agentes de la Guardia Civil que vigilan su casa y ofrecieron a los agentes de Movilidad hacer un parte amistoso de accidente. Los agentes se negaron y pidieron que saliera la supuesta infractora para notificarle la sanción de los delitos que presuntamente hubiera podido cometer, además de la multa por aparcar en el carril bus (que conlleva una sanción de 200 euros). Posteriormente, según el parte de denuncia, Aguirre acabó saliendo en la calle. 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon