Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El juzgado archiva el caso de la zona azul y de la grúa de Benidorm

EL PAÍS EL PAÍS 11/06/2014 EFE

La Audiencia de Alicante ha decretado el sobreseimiento y archivo provisional de las diligencias abiertas contra el alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, por un presunto delito de prevaricación continuada a raíz de la resolución del contrato de la zona azul y la grúa en 2010.

Además del alcalde, en estas diligencias también estaba imputado el exconcejal de Movilidad, el tránsfuga popular José Bañuls, después de la querella presentada contra ambos por el PP.

En concreto, el PP argumentaba que Navarro y Bañuls habían tomado la decisión de resolver el contrato a sabiendas de que faltaban informes de las áreas de Secretaría e Intervención y desoyendo la recomendación de los técnicos.

La resolución de la Audiencia de Alicante, dictada el pasado día 5 estima parcialmente el recurso de apelación de Navarro y Bañuls contra el auto de incoación de procedimiento abreviado del Juzgado de Instrucción número 1 de Benidorm, el cual deja "sin efecto".

La Audiencia Provincial sostiene que "no" hay "base indiciaria para continuar la tramitación de la causa" por "no resultar debidamente justificada la perpetración del delito que ha dado motivo" a la misma. Indica, además, que la juez instructora de las diligencias y la parte querellante "no aciertan a identificar una conducta que pueda encajar" en la descripción de prevaricación que marca el Código Penal.

Tampoco, según la Audiencia, "hacen alusión a la hipotética antijuricidad del acuerdo plenario" que resolvía el contrato con la empresa de la zona azul y la grúa, y "no se explica por qué se dirige el procedimiento contra dos personas -Navarro y Bañuls- si fueron trece los concejales que votaron a favor de la resolución del contrato".

Satisfechos

En rueda de prensa, el alcalde y el exedil se han mostrado satisfechos con la decisión judicial, que, según han manifestado, "pone fin a un calvario injusto" y corrobora la tesis según la cual la resolución del contrato "nunca debía haber salido de la vía administrativa".

Bañuls ha insistido en que la decisión de resolver el contrato estaba "basada" en informes, concretamente en el del técnico jurídico del área de Movilidad, que ante la juez de Benidorm dijo que fue él quien asesoró a Navarro y Bañuls de la "innecesariedad" de pedir un informe previo a Intervención, tal y como recoge el auto de la Audiencia.

A la vista de este auto, el alcalde ha pedido "enérgicamente la dimisión" del portavoz del PP, Antonio Pérez, como firmante de la querella, porque "quien acusa en falso, debe irse a casa cuando no tiene razón". Además, ha opinado que Pérez es "dañino" para Benidorm.

Contra esta decisión de la Audiencia de Alicante no cabe recurso, aunque el auto remarca que se trata de un archivo provisional "sin llegar a impedir su eventual reapertura si a ello hubiera lugar a la vista de lo que se resuelva en el jurisdicción contencioso-administrativa".

A preguntas de los periodistas, Bañuls ha recordado que todavía está pendiente en los tribunales el recurso administrativo que la empresa de la zona azul y la grúa entabló contra el acuerdo de resolución del contrato.

Mientras el Ayuntamiento de Benidorm seguirá adelante con el nuevo expediente abierto hace unos meses para poner fin a ese contrato. A este respecto, Bañuls -que ahora es asesor de Movilidad- ha adelantado que el Consell Jurídic Consultiu (CJC) ha emitido hace unos días un dictamen en el que avala que se resuelva el contrato.

Por su parte, Navarro ha señalado que tanto el auto de la Audiencia Provincial como el dictamen del CJC son "dos buenas noticias para Benidorm".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon