Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El kirchnerista más acusado de corrupción

EL PAÍS EL PAÍS 20/04/2014 Alejandro Rebossio

Ricardo Jaime es el kirchnerista que acumula más causas judiciales en su contra por presunta corrupción. El que fuera secretario de Transporte de Argentina entre 2003 y 2009, en el Gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007) y en los primeros dos años del de Cristina Fernández, enfrentó en los últimos días dos reveses judiciales. El pasado viernes se convirtió en el primer exfuncionario kirchnerista en ser procesado por presunto enriquecimiento ilícito y este martes un juez dispuso elevar a juicio oral un caso en el que se le acusa de supuesta administración fraudulenta. Jaime ya ha sido condenado a seis meses de prisión por ocultar pruebas de su enriquecimiento, pero en Argentina las condenas de menos de tres años de cárcel no se cumplen tras las rejas. El exsecretario corre el riesgo de que se le acumulen varias sentencias en contra y acabe detenido. Su fama es tal que en 2009 debió renunciar a su cargo.

El pasado viernes, el juez Sebastián Casanello lo procesó porque consideró que no pudo justificar el origen de su patrimonio de 1,5 millones de dólares, que incluía un avión privado, un apartamento en el lujoso barrio porteño de Palermo Chico y otro en el balneario brasileño de Florianópolis, dos casas en urbanizaciones cerradas, dos inmuebles más, un hotel, cinco coches, una emisora de radio y un periódico. Tal vez la cotización de tantas propiedades se haya quedado corta. Además de él, también han sido procesados familiares, asesores y otros presuntos testaferros. Militante peronista de toda la vida, Jaime había ocupado diversos cargos entre 1983 y 2003 en su provincia natal, Córdoba, y en la de Santa Cruz, el terruño de Kirchner y Fernández.

El martes, un juez que el kirchnerismo busca destituir, Claudio Bonadio, finalizó una investigación por pagas excesivas de un contrato del Estado con un ferrocarril estatal gestionado por un sindicato y ordenó que se proceda al juicio oral contra Jaime. También está acusado el exsindicalista José Pedraza, condenado y preso por el asesinato de un militante trotskista, opositor a la hegemonía peronista en el Gobierno y el sindicalismo de Argentina.

Jaime enfrenta otros tres procesamientos por presuntas dádivas de empresarios a los que él debía controlar como secretario de Transporte. Los hombres de negocios le pagaban viajes de avión, le daban coches de lujo y le abonaban el alquiler de un apartamento en Buenos Aires.

Ricardo Jaime cuando era secretrario de Transporte (2008). © Reuters Ricardo Jaime cuando era secretrario de Transporte (2008).

El mes pasado comenzó además el juicio contra él y otros presuntos responsables penales de las negligencias que derivaron en el accidente de tren en la estación porteña de Once en 2012, en el que murieron 51 personas. También están sentados en el banquillo de los acusados el sucesor de Jaime en la Secretaría de Transporte, Juan Pablo Schiavi, que renunció tras el choque, y los hermanos Cirigliano, empresarios propietarios de la empresa concesionaria del servicio de ferrocarriles de cercanías que se accidentó aquella vez.

Otra kirchnerista ya ha sido condenada por corrupción. Felisa Miceli, que fue ministra de Economía entre 2005 y 2007, fue sentenciada a cuatro años de prisión por encubrimiento agravado de una supuesta maniobra financiera ilícita y por sustracción y ocultamiento de documento público. Miceli sigue libre, mientras un tribunal superior evalúa su apelación del fallo en contra.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon