Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El ladrillo cotizado (Merlin y Colonial) también tiembla por la tensión política

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 05/10/2017 C. Alba

No son solo los bancos, también las inmobiliarias. Las principales cotizadas del ladrillo sufren las consecuencias de la tensión política. Este miércoles, en una sesión en la que el Ibex 35 perdió la cota de los 10.000 puntos, Merlin Properties se dejó un 4%, hasta los 11 euros por acción, mientras que Colonial se desplomó en el parqué al caer más de un 5%, hasta los 7,8 euros por título.

Este comportamiento dista mucho de su rendimiento anual en el Continuo. Mientras que Merlin registra un alza en torno al 7%, la inmobiliaria de Juan José Bruguera se anota un incremento del 20%.

[Siga la cotización de Merlin Properties][Siga la cotización de Colonial]

Torre Agbar, adquirida por Merlin Properties. © Externa Torre Agbar, adquirida por Merlin Properties.

En el conjunto de la bolsa, de poco han servido el espaldarazo de algunos analistas internacionales a los bancos catalanes o el discurso del Rey la noche del martes abriendo la puerta al Gobierno para aplicar medidas extraordinarias, o el anuncio de planes de contingencia en el caso de que se produzca el peor de los escenarios... Los nervios de los inversores se encuentran a flor de piel y, tras la tregua del martes, este miércoles volvió el castigo a la bolsa española.

Sabadell se hundió un 5,69% y CaixaBank cayó un 4,69%, arrastrando al resto del sector bancario. Así, Bankia se dejó en torno al 3,6%, Santander, Bankinter y BBVA, más de un 3%. De esta manera, el Ibex 35 retrocedió un 2,85% a cierre de sesión y perdió la cota psicológica de los 10.000 puntos.

Pero el miedo no es exclusivo de la renta variable. La prima de riesgo española se ha disparado hasta un 5,57% y toca los 132 puntos básicos, su nivel más alto desde el pasado mes de abril, mientras la rentabilidad del bono a 10 años se dispara casi un 4%, hasta el 1,78%, después de que Puigdemont insistiera este martes en una entrevista en la BBC que la declaración de independencia era cuestión de días.

Así, de vuelta a la bolsa española, aunque la peor parte se la ha llevado el sector bancario, el resto de valores no han sido ajenos a las tensiones del mercado y, de hecho, no había ni una compañía del selectivo español que a las 10:30 evitara el color rojo. Sin embargo, Abertis (0,91%), Siemens Gamesa (0,86%) y Arcelor (0,18%) han sido los únicos en cotizar en positivo. Por su parte, Iberdrola se ha dejado un 3,37% y Red Eléctricaotro tanto, después de que el martes JP Morgan recortara su recomendación de "sobreponderar" a "neutral" porque "el riesgo político es muy fuerte para ignorarlo".

Prueba también de la situación excepcional que se vive es la reacción de Oryzon tras anunciar que ha trasladado su sede social de Barcelona a Madrid. Después de comunicarlo el martes 3 al cierre del mercado mediante un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, las acciones se han disparado más de un 12% en el Mercado Continuo, hasta los 1,79 euros.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon